sábado 23 de junio de 2018 - Edición Nº228
Diputados Bonaerenses » Provincia » 1 jun 2018

El detrás de escena

Del malestar a la sonrisa: ¿Qué ocultó Vidal en su primer anuncio después del veto?

En medio de las críticas, la gobernadora se mostró públicamente y, como dice el dicho, una imagen valió más que mil palabras.


Pocos quisieran haber estado esta mañana en los zapatos negros de taco alto que eligió la gobernadora María Eugenia Vidal para posarse frente a las cámaras y ser la primera funcionaria de peso del oficialismo que saliera a la escena pública tras la confirmación del veto a la ley que le ponía un freno a los tarifazos.

El día arrancó feo pero lo mejoramos mucho con este nuevo paso que le vamos a contar”, afirmó en la apertura de su discurso. Unos instantes antes, se ve a la mandataria entrar a cuadro recorriendo los pocos metros que la separaban del escenario.

Con la vista perdida, camina con velocidad, pestañea, hace una respiración honda y mira hacia el auditorio configurando su característica “sonrisa afiliativa”. En tan sólo tres segundos se llega advertir una metamorfosis total en el lenguaje corporal de Vidal.

En este sentido, Diputados Bonaerenses recurrió a una especialista en la materia para analizar los tres segundos de trasformación de Vidal. “La postura es lo que denota el estado real de la persona, cómo cree que le está yendo. En la primera foto se la ve vencida, cansada, apesadumbrada, con problemas, la mirada es hacia abajo, usó colores oscuros, ropa suelta”, afirmó la asesora en imagen personal, institucional y pública, Daniela Aruj.

Todos estos detalles son los que analiza la comunicación no verbal y la semiótica, que desde los años 80 se viene utilizado como una herramienta de marketing político. En nuestro país, los primeros trucos fueron introducidos recién en la campaña presidencial del ex presidente Fernando De la Rúa.

Cuando toma conciencia que está siendo observada y que tiene que dar la mejor imagen posible para despertar credibilidad, automáticamente pone la postura correctamente, se extiende, retrae los hombros, pone la frente hacia adelante, aparece la sonrisa característica y crea un espacio desde el torax hacia la cadera para que el aire fluya mejor”, precisó la consultora en comunicación.

Los expertos en estas disciplinas sostienen que lo que se oculta fácilmente a través de la comunicación verbal queda en evidencia a través de los gestos. “Esa técnica es concientizarse de la postura, se puede apelar a la memoria emotiva, pensar en algo que de alegría para que el cuerpo lo trasmita, incluso hay ejercicios de inteligencia emocional para poder trasmitir ese estado anímico”, detalló Aruj.

Esta mañana, los tres segundos de Vidal, como dice el dicho popular, valieron más que mil palabras. 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS