sábado 20 de octubre de 2018 - Edición Nº347
Diputados Bonaerenses » Nación » 6 ago 2018

Más dudas

El hombre clave de la causa de los cuadernos ahora dice que los quemó “en la parrilla”

El ex chofer del segundo de Julio De Vido un día antes había afirmado al fiscal Carlos Stornelli que los tenía en su casa.


En las últimas 24 horas la causa por presunto enriquecimiento ilícito que investiga el juez federal Claudio Bonadío tomó un nuevo giro. Oscar Centeno, el ex chofer del número dos de Julio de Vido y supuesto autor de los cuadernos, cambió su declaración y ahora afirma haberlos quemado “en la parrilla” de su casa.

Dijo que estaba solo y que fue en mayo de este año. A su vez, argumentó que fue porque le estaban trayendo muchos problemas y que se lo recomendó un excompañero de trabajo del Ministerio de Planificación. Sin embargo un día antes, ante el fiscal Carlos Stornelli aseguró tener las documentales en su casa.

Por eso, la Justicia decidió ir a buscar los cuadernos a su domicilio. Centeno revisó varias veces un ropero y aseguró que antes se encontraban allí. "¿Pero no te acordás que los habías quemado?", le dijo su mujer mientras los efectivos requisaban la vivienda. Luego, se dirigieron a la casa de su cuñado, donde tampoco estaban.

"Pégenme un tiro, pero yo no los tengo", terminó diciendo Centeno. Un día después el hombre clave de la investigación contó ante Bonadío que había quemado los cuadernos en la parrilla. De esta manera, las principales pruebas que sustentan la investigación –al cual sólo pudieron acceder los medios- no aparecen.

En tanto, Bonadío finalmente firmó la homologación del acuerdo de “imputado colaborador” contemplado por la Ley 27.304 aprobada en 2016. Centeno tendrá un año para corroborar sus dichos sino incurriría en el delito de falso testimonio -4 a 6 años de prisión. Así, por ahora es el único en libertad de los 16 detenidos.

Según las investigaciones periodísticas el monto del supuesto circuito de coimas que constan en los cuadernos –que no aparecen- sería de USD 53 millones. Sin embargo, la Justicia afirma que “con otras operaciones que no se volcaron directamente” el dinero ascendería a USD 160 millones.

 

Intencionalidad política

 

Hace pocas horas también rompió el silencio la fuente que le entregó la misteriosa caja que contenía “un anotador, seis cuadernos espiralados, uno azul de tapa dura, videos y unas pocas fotos” al periodista de La Nación Diego Cabot. Se trata de Jorge Bacigalupo, un exsargento retirado de la Policía Feneral Argentina.

El hombre de 73 años declaró ante la Justicia haber trabajado de remisero entre 1997 y 2007 y haber conocido a Centeno en una agencia de Martínez –San Isidro- en el 98’. Bacigalupo relató que el ex chofer de Ricardo Baratta se los entregó en septiembre del año pasado y en enero decidió dárselos al periodista.

Consultado por el propio Cabot, el exsargento contó que Centeno se los entregó “por confianza” y que en reiteradas oportunidades le insistió con que se presentara ante la Justicia. En relación a por qué había entregado esas pruebas a la prensa, Bacigalupo dejó en claro que “quería hacer un aporte” contra “los que se llevaron puesto todo en Argentina”.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS