domingo 21 de octubre de 2018 - Edición Nº348
Diputados Bonaerenses » Provincia » 24 sep 2018

#TodosPorMía

Desgarrador testimonio de una de las familias que le ruega a IOMA: “Nos están destrozando”

Su hija necesita con urgencia una operación a corazón a abierto que la obra social se niega a autorizar.


Los casos como los de Mía Mallia, una nena de dos años con síndrome de down que necesita con urgencia una operación de corazón abierto, se acumulan diariamente en las oficinas del Instituto de Obra Medico Asistencial (IOMA) sin que nada suceda.

Pese los constantes reclamos de las familias, afiliados y prestadores a diferentes dependencias de la obra social bonaerense y a la decena de casos que llegan recurrentemente a los medios de comunicación, la situación parece no ter fin.

Están destrozando nuestro estado anímico, ya no damos mas, peleamos, reclamamos pero es ir contra la corriente porque siempre les falta algo o lo inventan. Les suplicamos que nos escuchen”, aseguran desde la familia de Mía.

En sus apenas dos años, la niña “ya tuvo 4 paros cardiorespiratorios, hiperflujo e hipertensión pulmonar”. Ahora, “debido al aumento en la cardiopatía que sufre necesita una operación a corazón abierto de manera urgente”.

Para eso, Mía necesita realizarse la intervención en la Fundación Favaloro. “En hospitales públicos se contagió de diferentes virus, si eso vuelve a ocurrir puede ser terrible”, explicaron.

Mientras tanto, desde el directorio de la mutual bonaerense se niegan a autorizar el tratamiento que Mía necesita para seguir viviendo. Asimismo, tampoco cumplen con las horas de enfermería, remedios, bipedestador, malla y esquinero que pidieron los médicos.

Puede tener una mejor calidad de vida y ellos se lo niegan. Es terrible lo que sucede, y lo peor que no sólo a nuestra hija. Somos muchos padres que luchamos a diario para que se respeten los derechos de nuestros hijos”, destacó su mamá Cintia Alvarado.

Esta situación se suma a los recurrentes problemas que sufren con los traslados de Mía. La semana pasada su familia espero más de 16 horas el arribo de una ambulancia de IOMA al Sanatorio Güemes que finalmente nunca llegó.  

No podemos ir a buscarla nos dijeron. Luego le mandamos WhatsApps al encargado de la región de Morón y no hubo respuestas. Estuvimos esperando horas exponiendo a Mía a un contagio, sin importar su salud, ni situación”, precisó su mamá.

En tanto, IOMA tampoco autoriza un traslado para este martes. “Aún enviándoles el comprobante de turno dicen que necesitan la orden de la médica que no la tenemos porque ellos nunca mandaron una ambulancia”, explicaron.  

Esto no es un juego hasta cuando nos van hacer padecer, cada atención médica es una burocracia y maltrato constante, una tras otra, pareciera que hay que hacerlo público para que todo funcione”, cerró Alvarado.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS