miércoles 20 de junio de 2018 - Edición Nº225
Diputados Bonaerenses » Congreso » 14 dic 2017

Congreso Nacional

En medio de un escándalo, Cambiemos levantó la sesión y no pudo aprobar la reforma jubilatoria

A último momento, mientras la oposición denunciaba que “trucharon” el quórum y en las inmediaciones del palacio legislativo escalaba la violencia del operativo policial, el oficialismo decidió postergar el debate.


En una jornada cargada de violencia, el debate por la reforma previsional terminó con un duro revés para el Gobierno que a último minuto pidió levantar la sesión y deberá esperar a la semana próxima para darle sanción definitiva.

En el recinto, el escándalo estalló cuando el tablero marcó 129 legisladores durante 7 segundos y el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, anunció que iniciaba la sesión. La oposición se levantó con furia y tras varios minutos de tensión obligó a ceder al oficialismo.

En ese momento, la diputada Elisa Carrió, tras dialogar con legisladores kirchneristas, pidió en medio de los gritos postergar el debate: "Una Cámara de Diputados no puede sesionar en este clima de violencia". Minutos después, el presidente del cuerpo, Emilio Monzó, comunicó la decisión de levantarla.

 “Había diputados truchos, están dispuestos a apretar a gobernadores e intendentes. Es una ley que está vulnerando a 17 millones de personas. Quieren imponerla a diputrucho y garrote”, reclamó la massista Cristina Camaño. 

Mientras tanto, en las adyacencias del Congreso había corridas, balas de goma, gases lacrimógenos y camiones hidrantes arremetiendo contra los manifestantes. El palacio legislativo se encontraba sitiado en medio de una multitudinaria marcha que alineó a las dos CTA, la CGT, la izquierda y diferentes organizaciones sociales.

En este sentido, el jefe de la bancada kirchnerista, Agustín Rossi señaló que “ni política, ni reglamentariamente se podía llevar adelante la sesión. Las condiciones en que se desarrollaron fueron irregulares. Lo que hicieron ayer y hoy con los operativos policiales fue inaudito”.

Uno de los datos políticos más relevantes fue la división del bloque que representa a los gobernadores peronistas. La dificultad del oficialismo para llegar al quórum dejó al descubierto la fragilidad del acuerdo firmado entre Macri y los mandatarios provinciales, que en su mayoría no pudieron hacer bajar a sus diputados.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS