sábado 16 de febrero de 2019 - Edición Nº466
Diputados Bonaerenses » Nación » 2 feb 2019

Otro ataque a los trabajadores

Qué esconde el Gobierno con la flexibilización del ingreso de migrantes venezolanos

La mayoría de los países organizados sólo abren sus fronteras cuando tiene empleo pleno y hay déficit de mano de obra. Qué oculta la medida oficial.


Este viernes el Gobierno de Mauricio Macri dispuso la creación del "Programa de asistencia a migrantes venezolanos" con el objetivo de "facilitar el ingreso al territorio nacional, la regularización de su condición migratoria y la inserción social en la comunidad".

Entre los beneficios se aceptarán pasaportes o cédulas de identidad vencidas, a los menores se le permitirá ingresar sólo con la partida de nacimiento y para los que quieran radicarse no se les pedirá la legalización del certificado de carencia de antecedentes.

Si bien se trata de otro golpe de Cambiemos para el Gobierno de Nicolás Maduro, la medida esconde, además, una estrategia de ataque contra los trabajadores. En concreto, es otra de las patas de tan militada reforma laboral.

El cálculo es simple, a mayor oferta de trabajo, menor costo laboral. Se trata de mano de obra que no defenderá las conquistas de los trabajadores argentinos. Por otro lado, sólo se les ofrece un país con creciente desocupación y un aparato productivo desguazado.

En general, en los países organizados esto es al revés: sólo se abren las fronteras a trabajadores extranjeros cuando se llegó al pleno empleo y se detecta un déficit de mano de obra. Es decir, cuándo se detecta una necesidad y se puede garantizar trabajo.

Pero nada de eso pasa en el país, ni en la provincia de Buenos Aires. Por el contrario, el cierre de fábricas se multiplica en territorio bonaerense, dejando a miles de familias en la calle. ¿Entonces?

Algunas de las firmas que bajaron sus persianas fueron la brasilera Paquetá de Chivilcoy con 650 despidos, Gaelle de Avellaneda con 97 despidos y Canale-Lavallov con más de 100 cesantías.

Del mismo modo, la Metalúrgica Tandil cesanteó a 160 personas y COPLAC de San Pedro a 80. También hubo despidos en Junín, Carmen de Patagones y Lanús – los tres distritos oficialistas.

En paralelo, en Siam de Avellaneda hubo 20 despidos, en Extreme Gear más de 600, en Tessicot una cifra similar, en Sport Tech S.A. de San Martín más de 200, en Color Pool de Pilar 60 y en la aceitera COFCO 195.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS