sábado 23 de marzo de 2019 - Edición Nº501
Diputados Bonaerenses » Legislatura » 4 mar 2019

Asamblea legislativa

Imágenes de la plutocracia: la fastuosa alfombra de Vidal, otra cachetada a los bonaerenses

En línea con su discurso, en el que obvio la alarmante crisis laboral, los tarifazos y la economía, la Gobernadora dejó gestos que la distancian de “la provincia que duele”.


María Eugenia Vidal ingresó ayer por la tarde a la Legislatura bonaerense con los mismos privilegios de cualquier integrante de la familia real y con la soberbia de quien entiende que ya tiene ganado un terreno en la disputa discursiva.

De hecho, en su preparada alocución de 49 minutos se centró en el concepto de supervivencia del oficialismo –el cambio- y avivó el antagonismo con el kirchnerismo, que otra vez será el eje nodal de la campaña de Cambiemos en este 2019.

Sin embargo, la fastuosidad de la larga alfombra roja que acompañó su recorrido por el Palacio Legislativo y la ausencia en su discurso de temas centrales como la crisis laboral, los tarifazos y la economía, la alejaron una vez más de “la provincia que duele”.

Si bien para las familias más acomodadas de la provincia las imágenes de una plutocracia –gobierno de ricos para ricos- quizás sea un elemento más de su universo simbólico, para los bonaerenses de a pié, los que hoy no llegan a fin de mes, es otra dura bofetada.

En esta línea, la líder bonaerense del PRO recorrió la Legislatura como si estuvieses en un verdadero cuento de hadas. En rigor, y pese a la puesta en escena, se trata de una provincia que afronta graves problemas con consecuencia para los bonaerenses.

La deuda provincial ya es la mitad del presupuesto y se cuadruplicó desde la asunción de Cambiemos. Además, la pérdida salarial, que según el INDEC se ubicó en 12% en todo 2018, y la inflación, que sumó un 2,9% en enero, no dejan de golpear los bolsillos de los vecinos.

A esto debe sumarse los aumentos de tarifas que la propia Vidal autorizó hace unas semanas: un 38% para la electricidad –más el ITC para compensar a las empresas por la inflación- y la misma cifra para el servicio de agua potable y cloacas.

Por último, y no por eso menos importante, la aguda crisis laboral que está desbastando el entramado productivo de la provincia. En lo que va del 2019 hubo despidos en Cofco de Lanús (195), Gaelle de Avellaneda (60), Color Pool de Pilar (60), Metalpar de (600), Peugeot de Tres de Febrero (2.000), Yesirplast de Pilar (75) y Sport Tech de San Martín (200), sólo por mencionar algunos casos.

Vale preguntarse entonces cuál es la expectativa que tendría aquella gran mayoría preocupada por este complejo escenario en relación a su Gobernadora. Parece que otra vez las imágenes de una verdadera plutocracia alejaron a Vidal de las inquietudes de los bonaerenses.

Son lujos, excesos y privilegios que contrastan fuertemente con el pedido de austeridad que llega a los vecinos para sostener el ajuste.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS