domingo 22 de abril de 2018 - Edición Nº166
Diputados Bonaerenses » Provincia » 29 dic 2017

Superviernes en la provincia

Sobre la hora: los intendentes que buscan aprobar el presupuesto en el último día legislativo del año

En la mayoría de distritos bonaerenses ya se avanzó con la sanción de la ley de leyes, la adhesión al pacto fiscal reclamado por la gobernadora Vidal y la suba de tasas municipales. Pero hay un pequeño grupo de alcaldes que negocian a contra reloj y otros directamente lo aplazaron para enero.


Si bien la mayoría de los 135 distritos de la provincia de Buenos Aires despiden el 2017 con el presupuesto municipal aprobado, según pudo relevar este medio hay un pequeño puñado de intendentes que por diferentes motivos aplazaron su tratamiento para el último día de actividad legislativa del año y otros que directamente lo postergaron para enero.

Uno de ellos es alcalde de Quilmes. Martiniano Molina, se la jugará a aprobar hoy el presupuesto 2018 para palear una difícil situación económica. Ese distrito sólo cubre con recursos propios una cuarta parte de los gastos estimados y gasta casi la mitad en pago de salarios.

Molina aprobó por amplia mayoría la semana pasada el aumento de tasas municipales que roza el 30 por ciento pero tuvo que dejar para este viernes la aprobación de la ley de leyes que tiene como uno de los puntos más resistidos el magro número que destina al área de salud.

Pero las dilaciones no distinguen entre color político. En un caso similar se encuentra el kirchnerista Gustavo Barrera. En rigor, lo del intendente de la localidad balnearia de Villa Gesell fue papelonesco. Por un error “administrativo” tras aprobarse el presupuesto Barrera tuvo que dar marcha atrás y lo volverá a discutir este viernes.

Es que, la ley de leyes fue ingresada sobre tablas y la ley orgánica de municipalidades prohíbe esa metodología para expedientes que contienen aumento de tasas. Barrera tendrá que lograr dictamen, conseguir que el Concejo lo apruebe y convalidarlo por la asamblea de mayores contribuyentes, todo durante el día de hoy.

Los que corrieron con peor suerte fueron los intendentes de Cambiemos Héctor Gay y Carlos Arroyo, pues en ambos casos postergaron la sanción del instrumento de gobierno para el 2019.

En Bahía Blanca, Gay pese a tener la primera minoría en el Concejo y contar con la voluntad de un edil del Frente Renovador para darle curso con comodidad decidió aplazar el debate para el año entrante. El intendente de la localidad del sur bonaerense ya había sido cuestionado en los últimos días por estirar el pago de aguinaldos de los municipales.

Pero en este caso, los concejales del arco opositor también marcaron situaciones bochornosas en el texto del proyecto. El edil randazzista, Gustavo Mandará, señaló que “es demasiado parecido” al del año anterior, “a punto tal que en algunos casos ni se cambiaron las fechas de 2017”.

Por su parte, el polémico intendente Arroyo también tendrá que esperar. En Mar del Plata, el tratamiento viene siendo objeto de polémicas, por las críticas de vecinos a los fondos destinados a las delegaciones comunales y el repudio de empresarios sobre la quita de exenciones a cines y teatros que finalmente desautorizó la Provincia.

Los gastos estimados para “La Feliz” son de 8500 millones de pesos. De los cuales 957 millones se destinarán a educación, 752 millones a salud, 521 millones a desarrollo social y 105 millones a seguridad. En tanto, se prevé un aumento de tasas que promediará el 30 por ciento.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS