sábado, diciembre 4, 2021

Al borde de la quiebra: jardines maternales piden asistencia al Gobierno para evitar cierres

Son varios las instituciones educativas que están en peligro debido al coletazo económico generado por la pandemia del coronavirus.

Categorías:

Jardines maternales aseguran estar “al borde de la quiebra”, por el parate económico por la pandemia del coronavirus (Covid-19) y piden asistencia al Gobierno nacional y provincial para evitar el cierre definitivo de sus puertas.  

Sucede que, estas instituciones formativas sufrieron una considerable reducción en las matrículas, ya que muchas familias se vieron imposibilitadas de pagar las cuotas mensuales.

- Publicidad -

Uno de los causales es que las salas de 1, 2 y 3 años no son obligatoriasde modo que ante las restricciones de circulación que obligan a los adultos a permanecer en los hogares, algunas familias optaron por sacar a los chicos de los cursos.

En Mar del Plata, al menos siete jardines maternales le acercaron una nota a los gremios de la educación en donde explicaron una reducción del 50% en la matrícula y que ni siquiera les alcanza para los gastos fijos.

Uno de ellos fue el jardín Decroly que tiene a cargo a 20 empleados, entre docentes, auxiliares, administrativos y mantenimiento. A principio de año concurrían 130 chicos y hoy apenas van 36.

“Con estos números no sé cómo hacer para pagarle a los empleados, pero esta situación ocurre en muchos establecimientos de Mar del Plata y el país, y en muchos casos han pensado en presentar quiebra”, dijo Verónica, directora de la institución.

- Publicidad -

Por otro lado, el jardín “Dulce de Leche” que se convirtió en una institución tradicional en el barrio porteño de Almagro porque lleva 28 años educando a 165 niños de entre 1 y 5 años también se encuentra en crisis.

Por el momento dicha institución permanece cerrada, con los cuidados imprescindibles de higiene y se mantiene en funciones mediante la actividad online con los chicos y sus padres.

Sin embargo, tan solo el 30% de ellas pagó la cuota y la mitad de ese porcentaje apenas abonó una parte. Desde el sector, estiman que al menos un 40% de los 5 mil establecimientos de formación pueden cerrar sus puertas.

Más Leídas

Destacadas