miércoles, julio 6, 2022

Alberto Fernández apuntó contra los formadores de precios: “No es momento de ser voraces”

El Presidente se mostró preocupado por la inflación durante un acto en la ciudad de Concordia, donde se presentó un plan de regularización para los trabajadores rurales.

Categorías:

Desde la localidad de Concordia, Entre Ríos, el presidente de la Nación Alberto Fernández reconoció que la inflación sigue siendo un “problema” para el Gobierno y cuestionó la “voracidad” de los formadores de precio, a quienes exhortó a ser "solidarios" y pensar en los que "menos tienen".

Así lo afirmó el mandatario al encabezar un acto en la ciudad entrerriana, donde presentó un plan para la promoción del trabajo registrado y la ampliación de la protección social para 250.000 trabajadores rurales que realizan actividades temporales y estacionales en ese ámbito.

- Publicidad -

"Ahora viene una etapa donde la recuperación empieza a sentirse, la producción crece, la actividad industrial lleva meses consecutivos de crecimiento y el empleo industrial no para de crecer", aseveró Fernández.

En su discurso, el jefe de Estado planteó que "más allá de que los precios internacionales de los alimentos hayan aumentado y mucho, hay acá en Argentina un aumento desmedido, producto de la voracidad de los formadores de precio".

En ese marco, Fernández apuntó: "Hay que explicarles que no es el tiempo de ser voraces sino de ser solidarios, de pensar en los que menos tienen y pensar en los que más les cuenta ganar un peso para poder alimentar a su familia".

En relación a la ampliación de la protección social para los trabajadores rurales que desarrollan tareas temporales y estacionales, Fernández explicó que “alcanzará a los grupos familiares de los beneficiarios, que representan a un tercio del total de los trabajadores rurales asalariados de todo el país".

- Publicidad -

La intención del Poder Ejecutivo, es garantizar que las personas que trabajan bajo esta modalidad reciban "los beneficios no contributivos que les correspondan, percibiendo como mínimo el monto equivalente al 100% del valor de las asignaciones universales por hijo para la protección social".

El objetivo del programa es el “el mejoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores, así como también el crecimiento y la consolidación de las capacidades exportadoras de las economías regionales”.

“Ahora dejará de ser incompatible la idea de tener un plan social que los auxilie, con la idea de trabajar, porque nuestro objetivo no es que la gente tenga planes sociales, sino que la gente tenga trabajo; nuestro objetivo es dignificar el trabajo”, sostuvo Fernández.

 

 

La medida que anunció el Presidente compatibilizará la percepción de los planes y programas sociales y de empleo con el trabajo registrado, y alcanzará a los grupos familiares de los beneficiarios que representan a un tercio del total de los trabajadores rurales asalariados de todo el país.

De esa forma, se establecerá una garantía a través de la cual los titulares de asignaciones universales que trabajen bajo esa modalidad percibirán los beneficios no contributivos que les correspondan, percibiendo como mínimo el monto equivalente al 100 por ciento del valor de las asignaciones universales por hijo para la protección social.

Más Leídas

Destacadas