miércoles, noviembre 30, 2022

Alberto Fernández, Kicillof y Larreta encendieron las alarmas por el aumento de casos

Los mandatarios se reunieron durante 25 minutos. Buscan dar una fuerte advertencia ante el relajamiento y todavía no entran en el radar nuevas medidas restrictivas.

Categorías:

El presidente Alberto Fernández recibió esta tarde en la Quinta de Olivos al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta para evaluar el crecimiento de contagios de coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

El encuentro se da tras los 11.650 casos de coronavirus que se registraron ayer, la cifra más alta de los últimos 46 días. Desde la Casa Rosada informaron que los mandatarios evaluaron con "preocupación" el aumento de infectados que se vienen produciendo en los últimos días y coincidieron en un llamado a la población para que "extremen los cuidados" y apelando a la "responsabilidad de todos y todas", aún más en la celebración del Año Nuevo.

- Publicidad -

Durante la reunión acordaron además en mantener desde la semana próxima reuniones periódicas para ir evaluando la situación sanitaria y los partes diarios de casos producto del Covid-19”, agregaron desde Nación.

La preocupación de los tres gobiernos está en relacionada a la posibilidad de una segunda ola de contagios, como ya sucedió Estados Unidos y Europa, donde el número de infectados aumentó exponencialmente y las autoridades políticas y sanitarias tuvieron que aplicar medidas restrictivas nuevamente.

En Casa Rosada entienden que no hay margen para aplicar medidas restrictivas. En la Gobernación opinan igual. “No estamos para cerrar nada por ahora, si queremos una fuerte advertencia por el relajamiento general”, dijeron cerca de Kicillof a Diputados Bonaerenses.

Dependemos de los comportamientos sociales, cumplimientos de los protocolos y los cuidados. Vamos a ir monitoreando pero no es que vamos a cerrar algo concreto”, añadieron desde calle 6.

- Publicidad -

Las autoridades sanitarias y los infectólogos venían anticipando que el aumento de contagios estaba relacionado el comportamiento social. La multiplicación de las reuniones sociales, la falta de utilización de barbijos en las calles y el incumplimiento del distanciamiento social son los principales argumentos que explican el crecimiento de la curva de infectados.

Horas antes, el gobernador bonaerense había reconocido la preocupación por el aumento de casos en declaraciones radiales. "Me parece que ha habido un relajamiento, incluso con la vacuna creo que tuvo el efecto contraproducente. A partir de que anunciamos la llegada de la vacuna, hay algunos que dijeron ´ya pasó´. No es así", expresó.

El mandatario bonaerense reconoció estar "preocupado", al igual que "los intendentes de los destinos turísticos, no solo de la Costa, sino también el río, la sierra y el Tigre", lugares que se están reservando para el descanso del verano.

"Ha habido una mutación del turismo. Estamos atentos, viendo, como siempre, lo que contagia más es la mayor movilidad. La única forma hasta que tengamos un volumen de población vacunada es reducir la movilidad", explicó.

Consultado sobre la posibilidad de cerrar la temporada, Kicillof dijo que "depende de los comportamientos sociales, cumplimientos de los protocolos y los cuidados, la conciencia y responsabilidad que tenga cada uno ".

El país está en Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Dispo) que Fernández decretó hasta el 31 de enero próximo, de acuerdo a lo anunciado por el primer mandatario el 18 de diciembre pasado.

Más Leídas

Destacadas