miércoles, octubre 27, 2021

Alberto Fernández y Cristina Kirchner juntos por primera vez tras la derrota en las PASO

El presidente y la vicepresidenta presentaron en Casa Rosada el proyecto de ley de "Fomento al Desarrollo Agroindustrial".

Categorías:

El presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner se volvieron a mostrar juntos para presentar desde Casa Rosada el proyecto de ley de “Fomento al Desarrollo Agroindustrial”. Se trata de la primera aparición pública tras la derrota en las elecciones PASO.

Durante la presentación de la iniciativa que será remitida en las próximas horas al Congreso de la Nación, el jefe de Estado abogó por "terminar con el desencuentro" y advirtió: "Algunos han usado la pandemia para dividir lo muy divididos que estábamos cuando llegamos en 2019".

"Quiero que dejemos de lado a los cultores del 'no se puede' y que podamos construir entre todos, porque es hora, y porque la pandemia alguna enseñanza nos tiene que haber dejado de que podemos construir el país que nos merecemos", enfatizó el mandatario.

Asimismo, el Presidente señaló que "la economía se ha concentrado peligrosamente, como la producción de alimentos y tenemos la necesidad de redistribuir para que la producción se amplifique, haya más oferta y no quedemos encerrados en manos de oligopolios".

En relación a la redacción del proyecto de ley, Fernández remarcó que demandó más de un año y medio de trabajo a lo largo del cual participaron todos los sectores involucrados para hacer su aporte.

El texto, propone agregar valor a los productos para crear empleos y promover inversiones, incrementar las exportaciones de bienes y servicios del sector, aumentar el ingreso de divisas y alcanzar la meta de 200 millones de toneladas de producción de cereales, oleaginosas y legumbres en 2030.

La iniciativa tiene como eje consolidar a nuestro país como líder agroalimentario y agroindustrial en un mundo que demanda cada día más alimentos y acompañar al sector para la creación de 700 mil puestos de trabajo de calidad para 2030, con reglas claras y de largo plazo que aseguren estabilidad y generen confianza.

 

 

También se establecen beneficios fiscales e impositivos para los productores y de esta forma se busca incentivar la inversión de las distintas cadenas agropecuarias. Se establecen cinco criterios (producción, empleo, ventas, exportaciones e inversiones) para definir las líneas base de la incrementalidad. 

A su turno, el flamante ministro Julián Domínguez convocó a los presentes denominar al proyecto como “agrobioindustrial” y destacó que el Gobierno puso “mucho énfasis en las posibilidades de abrir el mercado”.

“La pandemia postergó nuestros encuentro personales y de trabajo. En esta nueva etapa el Presidente nos encomendó retomar el diálogo como plataforma social para crecer”, destacó el funcionario.

Por último, Domínguez explicó que el deber del Ejecutivo es “administrar con responsabilidad los saldos exportables de la Nación”. “Eso implica un impulso para industrializar y que genera estímulo fiscal para mejorar el rendimiento”, cerró.

Más Leídas

Destacadas