jueves, julio 7, 2022

Argentina expresó su preocupación por la crisis en Afganistán y pidió abrir pasos fronterizos

El Gobierno argentino expresó pidió también por la apertura de los pasos fronterizos y para que se respeten los derechos humanos.

Categorías:

La reciente toma del poder en Afganistán por parte de los talibanes generó estupor y conmoción mundial, debido a la crisis política que viven en el país en este momento, por lo que el Gobierno nacional también anunció su “preocupación” desde la Cancillería.

El horror que transmiten las imágenes que llegan desde Kabul, la capital afgana, con miles de personas desesperadas por huir del país ante la irrupción de los talibanes en el poder, también impactó al Ejecutivo argentino.

- Publicidad -

“La Republica Argentina sigue con preocupación el desarrollo de los acontecimientos en y hace un llamado a todas las partes a que se abra el diálogo para que la población pueda volver a vivir en paz”, informó en un comunicado la Cancillería.

En esa línea, la cartera a cargo de Felipe Solá reclamó “a todos los actores políticos de Afganistán, en particular a aquellos que ejercen el poder, a respetar plenamente las obligaciones internacionales de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario”.

También se llamó desde el Gobierno argentino “a reestablecer de inmediato la seguridad y el orden civil” dentro del país asiático y se solicitó la reapertura de los pasos fronterizos, luego de que los talibanes cancelaran las rutas de salida.

“Mientras persisten circunstancias de transición deben promoverse la apertura de los pasos fronterizos de modo a permitir que aquellos que deseen partir de Afganistán puedan hacerlo y se de paso a la necesaria ayuda humanitaria”, pidió el Estado nacional.

- Publicidad -

Vale destacar que en medio de la crisis política y social que vive Afganistán hay al menos cuatro ciudadanos argentinos en Kabul, quienes por estas horas intentan abandonar el país.

 

Quiénes son los cuatro argentinos varados por la crisis en Afganistán

 

Hasta ayer, el Gobierno nacional no tenía información de que hubiera compatriotas en Afganistán, pero esta mañana pudieron confirmar que hay al menos cuatro argentinos y por estas horas trabajan para que puedan abandonar Kabul de manera segura.

En ese aspecto, voceros de Cancillería informaron que el grupo de argentinos identificados hasta el momento lo integra Gilberto Velázquez Franco (ONU), que tiene previsto salir mañana rumbo a Kazajistán.

 

 

Además hay una pareja que trabaja en una ONG y tiene pasaje comercial mañana a Estambul, un destino que por ahora sigue vigente. También está Andrés Arévalo, piloto de una ONG, casado con una brasileña y con quien tiene dos hijos de esa nacionalidad, que saldría  junto a otros colegas en un avión privado rumbo a Uzbekistán.

 

Qué sucede en Afganistán

 

Cabe destacar que en las últimas horas miles de personas acudieron al aeropuerto de Kabul en un intento desesperado por salir de Afganistán, ahora bajo control talibán tras una ofensiva relámpago de los insurgentes que desató el colapso del Gobierno y la huida al extranjero del presidente, Ashraf Ghani.

El fulgurante triunfo de los talibanes, que celebraron la noche del domingo ocupando el palacio presidencial en Kabul, desencadenó el pánico en la única salida del país, el aeropuerto, desde donde miles intentaban huir del nuevo régimen.

El grupo que tomó el poder del país asiático en las últimas horas se trata de un movimiento islamista radical, de regreso al gobierno afgano luego de 20 años de guerra.

 

 

Videos colgados en las redes sociales mostraban a centenares de personas que esperaban en la pista, y grupos de jóvenes que se agarraban de las escaleras, intentando subir a un avión.

Las tropas estadounidenses hicieron disparos al aire para controlar a la multitud que desconfía de las promesas de los talibanes de que nadie debía temerles. "Tenemos miedo de vivir en esta ciudad y estamos tratando de huir de Kabul”, manifestó Ahmad Sekib, un cuidadano afgano.

En esa línea, el joven, de 25 años aseguró que como sirvió en el ejército, perdí mi trabajo, y es peligroso para mí vivir aquí porque los talibanes me atacarán, eso seguro".

 

 

A su vez, los vuelos comerciales fueron cancelados y las compañías internacionales suspendieron el sobrevuelo del país, a pedido de Afganistán y debido al tráfico militar estadounidense.

Por estas horas, las calles de Kabul eran patrulladas en gran parte por talibanes armados, en particular en la "zona verde", antes ultrafortificada, que alberga embajadas y organizaciones internacionales.

Los talibanes informaron a sus combatientes que "nadie puede entrar en la casa de otro sin permiso", según uno de sus portavoces, Suhail Shaheen. Por otra parte, el expresidente Ghani, reconoció su derrota luego de lograr salir de Afganistán.

 

 

Mientras tanto, en un video en redes sociales, el cofundador de los talibanes, Abdul Ghani Baradar, anunció la victoria del movimiento. "Ahora tenemos que mostrar que podemos servir a nuestra nación y garantizar la seguridad y el bienestar", expresó.

La debacle es total para las fuerzas de seguridad afganas que perdieron el control de Kabul, el centro político del país, después de ser financiadas durante 20 años con cientos de miles de millones de dólares de Estados Unidos.

Para conseguir la reciente victoria, el movimiento islamista radical inició una ofensiva en mayo tras el inicio de la retirada de las tropas extranjeras, en particular estadounidenses, que se coronó con la toma del Palacio de Gobierno afgano este domingo.

Más Leídas

Destacadas