domingo, octubre 17, 2021

Baja de imputabilidad: advierten que sólo el 3% de los detenidos en la provincia son extranjeros

Algunos departamentos judiciales, como Trenque Lauquen y Necochea, el 100% de los presos son de nacionalidad argentina. Los detalles del informe de la Defensoría.

Categorías:

Tras la polémica instala por la baja la edad de imputabilidad y la relación de los extranjeros con el delito, desde la Defensoria del Pueblo advirtieron que “los números oficiales indican que sólo el 3% de los detenidos no son de nacionalidad argentina y ese indicador se reduce al 1% en lo que refiere al fuero penal juvenil bonaerense”.

Las estadísticas sobre las personas detenidas extranjeras se vienen manteniendo constantes desde hace varios años en la Provincia, con lo cual no hay ningún dato empírico que indique que se han incrementado los delitos cometidos por ciudadanos de otros países”, indicó el Defensor adjunto, Walter Martello.  

Por otra parte, el referente del organismo remarcó que al profundizar el análisis de quienes están privados de su libertad dentro del fuero penal juvenil (16 y 17 años de edad) aparece que prácticamente no hay jóvenes extranjeros privados de su libertad en varias regiones de la Provincia.

El último relevamiento realizado por la Procuración bonaerense muestra que en algunos departamentos judiciales, como Trenque Lauquen y Necochea, el 100% de los presos son de nacionalidad argentina”, explicó Martello.

Ello sucede, según se desprende de los datos del Registro de los Procesos del Niño del año 2017, en los departamentos judiciales de Junín, Mar del Plata, Mercedes, Moreno, Necochea, Pergamino, San Nicolás y Trenque Lauquén.

En este sentido, Martello agregó que “en la Argentina existe, desde hace muchos años, un marco normativo, que incluye un criterio probatorio estricto, que le otorga facultades a las autoridades de la Dirección de Migraciones para evitar el ingreso al país de personas en conflicto con la ley o para expulsar a quienes no tienen la documentación en regla”.

Por último, el Defensor calificó como “absolutamente regresivas” las declaraciones de funcionarios respecto a la promoción de una política migratoria diferenciada y selectiva que clasifica a los migrantes en dos grupos: los “buenos”, que pueden regularizarse, y los “malos”, a quienes les corresponde la expulsión.

“Las políticas migratorias, inspiradas en la xenofobia, podrían derivar en una situación de discriminación institucional, violando lo que el propio Estado argentino se comprometió a cumplir cuando adhirió, junto a 160 naciones, al Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular”, concluyó Walter Martello.

Más Leídas

Destacadas