lunes, enero 17, 2022

Berisso: lo condenaron a 45 años de prisión por violar y matar a su hijastra de 3 años

Fue a raíz del crimen a Mía Aguirre, ocurrido en septiembre de 2014 en la ciudad bonaerense de Berisso,. También fue condenada la madre de la menor a 8 años de prisión.

Categorías:

Un hombre fue condenado hoy a 45 años de prisión por abusar sexualmente y matar a su pequeña hijastra, Mía Aguirre, en septiembre de 2014 en la ciudad bonaerense de Berisso, según informaron fuentes judiciales.

La pena impuesta por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de La Plata recayó sobre Sergio Argañaraz, quien fue hallado culpable del “homicidio simple en concurso real con abuso sexual con acceso carnal contra una menor y aprovechando la condición de convivencia preexistente” de Mia Aguirre.

- Publicidad -

Según fuentes judiciales, la madre de la menor, Cecilia Cabrera, fue condenada en el mismo fallo a 8 años de prisión por “homicidio calificado por el vínculo en el que median circunstancias extraordinarias de atenuación”, ya que se tuvo en cuenta que también sufría violencia de parte del hombre.

El padrastro de Mía, Sergio Argañaraz, recibió una condena de 45 años; mientras que, Cecilia Cabrera, madre de la menor, recibió 8 años.
El padrastro de Mía, Sergio Argañaraz, recibió una condena de 45 años; mientras que, Cecilia Cabrera, madre de la menor, recibió 8 años.

Según resolvieron los jueces del Tribunal, integrado por Hernán Decastelli, Ramiro Fernández Lorenzo y la jueza Cecilia Sanucci, la mujer cumplirá la pena en modalidad de arresto domiciliario.

El crimen por el que fueron condenados Argañaraz y Cabrera ocurrió el 21 de agosto de 2014, cuando Mia Aguirre, de 3 años de edad, fue llevada al hospital de Berisso en estado grave, supuestamente a raíz de una caída.

A causa de la gravedad de las heridas, Mía Aguirre fue derivada a la sala de cuidados intensivos del Hospital de Niños de La Plata, donde falleció el 24 de septiembre de ese año, como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio.

- Publicidad -

Los médicos que atendieron a la nena en el hospital de Niños expresaron en el juicio que recordaban el caso porque “jamás habían visto algo tan atroz” y que además de los desgarros y hematomas que le provocaron la muerte presentaba lesiones y cicatrices de larga data.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario