viernes, enero 28, 2022

Caso Guadalupe Lucero: los rastrillajes se trasladan al norte de la provincia de San Luis

Los operativos de rastreo para dar con la niña de 5 años se concentrarán a unos 100 km de donde desapareció hace más de 23 días.

Categorías:

Los rastrillajes en busca de Guadalupe Belén Lucero, la niña de 5 años, desaparecida en un barrio de la capital de San Luis, el 14 de junio último, se trasladan a San Francisco del Monte de Oro, al norte de la provincia, a unos 100 km de esta ciudad.

En el lugar, se encuentra un dique inaugurado en octubre de 2010, emplazado en la llanura Norte sobre el río Claro, a 2 km aguas arriba de su confluencia con el río Curtiembre, con una profundidad de 50,8 metros.

- Publicidad -

El jefe de relaciones policiales de San Luis, Lucas Chacón, anunció este miércoles el nuevo rastrillaje y agregó que “continuarán las tareas en el barrio 544 viviendas de la zona sur de esta capital, lugar en el que desapareció Guadalupe hace 23 días”.

De todas maneras, Chacón aclaró que “hasta la fecha no existen hipótesis investigativas claras, sobre el paradero y el motivo que alejó a la niña de su seno familiar”.

Ayer, la búsqueda de Guadalupe se centró en el perilago del dique Paso de las Carretas, por quinto día consecutivo y sin resultados, mientras que al mediodía, se llevó a cabo otro allanamiento.

Según el informe policial, la inspección ocurrió “en cuatro propiedades de un complejo de departamentos ubicado en calle Ayacucho al 1.100”, en el centro de la ciudad de San Luis, “sin secuestros de importancia para la causa”.

- Publicidad -

Por la tarde de este martes, un equipo conformado por efectivos de la Policía Federal y de la Policía de San Luis, con perros rastreadores de ambas fuerzas, comenzaron con una nueva excavación en la “zona cero”.

Se trató de un operativo iniciado en un campo ubicado entre el barrio 544 Viviendas y la Autopista de las Serranías Puntanas, esta vez con la intervención de una retroexcavadora para la remoción del terreno, y se “tomaron 3 nuevas testimoniales en el caso”.

 

Cómo desapareció Guadalupe Lucero

 

A Guadalupe Lucero se la vio por última vez en la vereda de la casa de su abuela, en el barrio 544 viviendas de San Luis, cuando se jugaba con sus primos el pasado 14 de junio, y todavía no hay pistas sobre su paradero.

En ese marco, los operativos de búsqueda a lo largo de casi un mes de pesquisas fueron variados e incluyeron insistentes rastrillajes en descampados y diques cercanos al lugar de la desaparición de la nena, además de allanamientos en viviendas de la ciudad de San Luis.

De todas maneras, hasta el momento no se conocen detalles significativos sobre qué sucedió con la niña desde que desapareció y la policía de San Luis aclaró que mantiene varias hipótesis de investigación, todas sin resultado.

 

 

A la par, durante las primeras semanas de la desaparición de Guadalupe Lucero, se emitió una Alerta Sofía para su rápida búsqueda en el país, mientras que la Interpol aportó una alerta amarilla internacional, para dar con la menor.

En el marco de la desesperante incertidumbre, los papás de Guadalupe, Eric y Yamila, recibieron en reiteradas ocasiones llamados donde personas aseguraban conocer el paradero de la niña, pero que no aportaron datos certeros.

De hecho, este martes un hombre fue detenido en la provincia de Misiones por hacer llamadas falsas al 911, donde alertaba que Guadalupe estaba cautiva en el barrio 508 Viviendas de Posadas.

 

 

Tal como informaron voceros policiales, se allanó la vivienda del hombre con resultados negativos en la búsqueda de Guadalupe, “con la colaboración de las fuerzas policiales de esa provincia”.

En tanto, el padre de la niña, Eric Lucero, advirtió que siente que la Policía “no está haciendo lo que debe hacer, que es buscar a Guadalupe, y se está concentrando en otras cosas”.

“Voy a hacer todo lo que tenga que hacer para encontrar a mi hija, hay un montón de hipótesis, confío en Dios y tengo fe de que Guadalupe tiene que aparecer, quiero a mi hija de vuelta”, concluyó Eric.

Más Leídas

Destacadas