sábado, diciembre 4, 2021

Coronavirus: más de 1.500 agentes ingresaron a trabajar en hospitales bonaerenses

Estos son 330 médicos, 125 profesionales de otras disciplinas, 587 enfermeros, 343 trabajadores de limpieza, 94 técnicos y 41 empleados de otros rubros.

Categorías:

Unos 1.520 agentes sanitarios entre médicos, profesionales de otros rubros, enfermeros, técnicos y empleados de limpieza ingresaron a trabajar en 44 hospitales públicos bonaerenses durante la emergencia por el coronavirus.

De acuerdo a los datos oficiales de la web de la cartera sanitaria, se contrataron 330 médicos, 125 profesionales de otras disciplinas, 587 enfermeros, 343 trabajadores de limpieza, 94 técnicos y 41 empleados de otros rubros.

- Publicidad -

Sucede que, desde el inicio de la cuarentena por Covid-19, en sitio del organismo se habilitó un link para que los interesados se postulen a 3.700 puestos para fortalecer los hospitales públicos, y, en pocos días se anotaron más de 25.000 personas.

Entre ese personal esencial que colabora para atender la pandemia se encuentran Juan Cruz Garriador (29) y Mónica Carbajal (36), nuevos empleados del hospital platense Rodolfo Rossi, y también Andrea Roberto (45), quien desde el 1° de abril trabaja en el hospital San José de Pergamino.

Garriador, vecino de Los Hornos, se recibió de enfermero profesional hace dos años pero no tenía un empleo fijo, y cuando se enteró de que iban a nombrar a más de 4.000 agentes hospitalarios, no lo dudó: "Me fui con mi currículum a varios hospitales de La Plata y enseguida me llamaron del Rossi". 

El joven aseguró que conoce los riesgos y sabe que "atender a un enfermo de coronavirus es parte del trabajo". “Me siento muy apoyado por la gente del Rossi y los jefes de enfermería que tienen mucha experiencia", agregó.

- Publicidad -

En las áreas más expuestas al virus, por donde pudo haber pasado alguna persona infectada o muestras del virus que se analizan en el laboratorio, el personal debe estar protegido con camisolín, guantes, barbijo, antiparras, máscara, cofia y botas.

También debe estar capacitado en cómo colocarse y, sobre todo, en qué orden sacarse cada elemento para evitar que el kit de bioseguridad se convierta en fuente de contagio.

"Antes de salir del hospital me cambio y cuando llego a mi casa también", comentó Garriador y apuntó: "Lo primero que hago es dejar las zapatillas afuera y sacarme la ropa, que va directo al lavarropas porque tengo que cuidarme y cuidar a mi familia".

En tanto, Carbajal -vecina de Tolosa y madre de tres adolescentes- aseguró que hasta ingresar al hospital Rossi como empleada de limpieza, hace una semana, se dedicaba a cartonear en la calle.

"¿Que si tengo miedo? Al principio un poco, pero después pensé: 'si yo me pongo todo lo que me dan y tomo las precauciones necesarias voy a estar bien'”. "Soy consciente de que gracias a nuestro laburo se ayuda a toda la sociedad”, manifestó la mujer.

Carbajal contó que su tarea consiste en la desinfección del consultorio febril con lavandina y dijo que "limpiamos pisos, picaportes, puertas y para eso me tengo que poner doble guante, botas, camisolín, cofia, antiparras y barbijos".

Desde el hospital de Pergamino, Andrea Roberto -una mujer viuda y madre de dos hijas de 13 y 19 años- relató que trabaja en la limpieza del sector de clínica médica y traumatología "provista con todos los instrumentos de protección".  

"Hay mucha gente que todavía no toma conciencia y no respeta la cuarentena, pero debemos ser precavidos y cuidarnos entre todos", reflexionó la trabajadora que cuando llega a su casa “extrema” los recaudos porque un de sus hijas tiene epilepsia y es paciente de riesgo.

Más Leídas

Destacadas