viernes, octubre 7, 2022

La defensa de Cristina Kirchner quiere saber quién financió el atentado

La defensa de Cristina Kirchner quiere desentrañar quién financió el atentado a la vicepresidenta.

Categorías:

La defensa de Cristina Kirchner está empeñada en desentrañar quién financió el intento de magnicidio contra la vicepresidenta y por qué el abogado del cuarto detenido y presunto líder de la “banda de los copitos”, Gastón Marano, tiene conexiones con la embajada norteamericana.

En concreto, uno de los abogados de Cristina Kirchner, José Manuel Ubeira, consideró este sábado que Gabriel Carrizo “tiene características de organizador” y aseguró que la preocupación principal de la querella es desentrañar “quién los financia”.

- Publicidad -

“Pretendemos averiguar quién es el jefe de esta estructura y quién los financia. Quedó descartado que sea un grupo de loquitos como se dijo en algún momento. El abogado de Carrizo fue funcionario de la embajada de Estados Unidos“, sostuvo el abogado de Cristina Kirchner.

Por su parte, Carrizo, el cuarto detenido por atentado a Cristina Kirchner, negó este viernes haber participado de la planificación del ataque al prestar declaración indagatoria ante la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rivolo.

Cabe destacar que, el abogado de Carrizo también trabajó con referentes del partido La Libertad Avanza de Javier Milei y fue asesor del senador nacional de Juntos por el Cambio, Ignacio Torres, en la Comisión Bicameral de Inteligencia.

En esta línea, el abogado de Cristina Kirchner señaló que “alguien le dio alas” a “la banda de los copitos” e indicó que la hipótesis de la querella es que se trata de una “organización que recibe financiamiento”.

- Publicidad -

Asimismo, Ubeira sostuvo que lo importante es ver cómo “la banda de los copitos” se relaciona “con otros grupos del mismo nivel o de forma ascendente”, dado que es “una organización primaria que debe tener algún tipo de conducción superior”.

También, el letrado que defiende a Cristina Kirchner subrayó que la querella “va a pedir pruebas contundentes” durante la próxima semana, para agilizar y encaminar la investigación del intento de magnicidio.

Si bien el abogado defensor de Cristina Kirchner reconoció que tienen una hipótesis sobre el intento de asesinato, advirtió que no la revelarán por el momento “hasta que no la puedan probar”, debido a que no quieren entorpecer el proceso.

Por otra parte, Ubeira aseguró que “hay una gran preocupación” de cara a la campaña electoral del próximo año, ya que los candidatos pueden corren un grave peligro, a raíz del atentado a Cristina Kirchner, sucedido el 1 de septiembre. 

“La instrucción que me dio Cristina Kirchner es que esta causa tiene que ser llevada sin ningún tipo de condicionamiento de ningún partido político”, afirmó el letrado José Manuel Ubeira, uno de los abogados que defiende a la Vicepresidenta.

A la vez, siguiendo este razonamiento, el abogado que representa a la exmandataria explicó que “no se pretende inventar nada” y tampoco “fusilar a ningún adversario político” en la causa del atentado a Cristina Kirchner.

Finalmente, el abogado Ubeira indicó que a las organizaciones como “la banda de los copitos” hay que “cortarlas de raíz” y planteó que “está en juego la democracia” si no se resuelven este tipo de problemas. 

“Está en juego el modo democrático que venimos llevando desde 1983. Hago un llamado a la reflexión a todos. Creo que va a haber más detenciones en los próximos días”, concluyó el letrado de la exmandataria con respecto a la causa del atentado a Cristina Kirchner

Atentado a Cristina Kirchner: cuatro detenidos

Cabe resaltar que, hasta ahora, son cuatro los detenidos por el atentado a Cristina Kirchner en la causa judicial a cargo de la jueza Capuchetti y el fiscal Rívolo: Fernando Sabag Montiel, Brenda Uliarte, Agustina Díaz y Gabriel Carrizo.

En la imputación, a Carrizo se lo acusa de “haber tomado parte, prestado su acuerdo y cooperación, junto con cuánto menos, Sabag Montiel, Uliarte y Díaz, en la planificación del intento premeditado de dar muerte a Cristina Kirchner”.

A pesar de ello, Carrizo asegura que todos sus chats comprometedores encontrados en su teléfono “son una broma”. “Yo siempre jodo y si voy preso por una pelotudez así me pego un tiro, nunca pensé que esto me iba a terminar vinculando”, subrayó el presunto líder de la “banda de los copitos”.

A su vez, a Carrizo también se le imputa la falsificación y venta de certificados falsos de discapacidad. Hasta ahora, fueron procesados en la causa del atentado a Cristina Kirchner Uliarte y Sabag Montiel, por delitos que pueden llevar a penas de hasta 15 a 18 años de prisión.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario