domingo, agosto 14, 2022

Después del crimen del chofer y un año de espera, Vidal reglamentó la ley de cámaras en micros

La muerte de Leandro Alcaraz en Virrey del Pino derivó en duras críticas contra el oficialismo por no haber puesto en marcha la norma.

Categorías:

Tal como adelantó Diputados Bonaerenses al día siguiente del asesinato a sangre fría del colectivero de la línea 620, Leandro Alcaraz, todas las miradas se concentraron en una norma provincial sancionada por la Legislatura en diciembre de 2016, a pedido del ministro de Seguridad Cristian Ritondo, que nunca se puso en marcha.

Se trata de la Ley N° 14.897, que obliga a todas las empresas de colectivos del ámbito bonaerense a instalar cámaras de seguridad en las unidades. A mediados del año pasado, el crimen de otro chofer en Claypole había motivado una fuerte protesta en las puertas de la cartera de Seguridad que terminó con la promesa de reglamentación por parte de la Provincia. Eso nunca ocurrió.

- Publicidad -

 

Ahora a 17 meses de aprobación y luego del asesinato que conmovió al país, la gobernadora María Eugenia Vidal publicó en el Boletín Oficial la reglamentación de la ley. Según consta en el texto, las autoridades de aplicación serán la Subsecretaría de Transporte y al Ministerio de Seguridad.

Así, mientras que la primera área se encargará de “supervisar y controlar el correcto funcionamiento del equipamiento a bordo de las unidades” y “graduar la aplicación de sanciones, el ministerio de Ritondo tendrá dentro de sus responsabilidades “brindar asesoramiento en lo atinente a las características técnicas de las cámaras”.

- Publicidad -

Sin embargo, pese al tardío avance, la reglamentación da “180 días contados desde la entrada en vigencia del presente” para que las empresas culminen “el proceso de readaptación de las unidades de transporte”. Es decir, la instalación efectiva de las cámaras recién podría concretarse dentro de seis meses.

Mientras tanto, por lo menos otros tres hechos preocupantes se suscitaron luego del asesinato de Alcaráz. En Avellaneda amenazaron a un chofer con un cuchillo, en Tres de Febrero llegaron a apuñalar a otro y en Quilmes golpearon a un conductor de línea 85 hasta desfigurarlo.

Más Leídas

Destacadas