jueves, agosto 18, 2022

Diputada tildó de “insensible” al intendente de San Vicente por el cierre de la principal avícola

La legisladora Natalia Sánchez Jauregui manifestó su rechazo a la decisión del intendente de San Vicente de revocar la habilitación de la empresa Avicomar.

La diputada del Partido Fe Natalia Sánchez Jauregui salió a manifestar su rechazo a la decisión del intendente de San Vicente, Nicolás Mantegazza, de revocar la habilitación del establecimiento de Avicomar SRL. “Es inconcebible que se haga esto justo ahora, en plena pandemia”, lanzó.

En este sentido, Sánchez Jauregui destacó que “esta empresa está desde la década del 50´ en nuestra localidad”. “Si bien su actual localización puede generar molestia por el crecimiento urbano la medida intempestiva de cerrarla es insensible para los empleados que trabajan ahí y se podría haber trabajado en una relocalización”, sugirió.

- Publicidad -

 

 

En rigor, la planta avícola funcionó durante décadas en un sector que, en esos comienzos, era netamente rural. En la última década, ese barrio, conocido como Santa Inés, empezó a haber vecinos que se vieron afectados por la falta de condiciones de higiene de la empresa.

- Publicidad -

Sin embargo, para la diputada resulta “llamativo que no haya existido ni siquiera un plan de adecuación para dar la posibilidad al establecimiento de mejorar sus condiciones de producción”. “Ese plan no solo permitiría la reubicación sino que aseguraría la continuidad de las actividades de la empresa, al mismo tiempo que permitiría mantener los empleos”, apuntó.

Según informaron desde el Municipio, la medida se tomó a partir de constatar que “la empresa dedicada a la cría de aves y comercialización de huevos incumplía las normas de salubridad e higiene poniendo en riesgo la salud de los vecinos y vecinas del barrio”.

 

 

“Desde ya que toda actividad productiva debe desarrollarse con apego a las normas. Sin embargo, La emergencia sanitaria que estamos atravesando generó un contexto socioeconómico preocupante para la mayoría de las familias por lo que espero que el Estado municipal ayude a las PyMEs locales más que nunca”, enfatizó la legisladora.

Por último, Sánchez Jauregui enfatizó que “San Vicente es el primer municipio que en medio de una emergencia sanitaria global en lugar de proteger a un productor local y ayudarlo a subsistir hasta que la economía se regularice, le quita la habilitación para trabajar y lo intima a cerrar sus puertas en el plazo de 15 días, sin brindarle ninguna posibilidad”. “Hay que rever esta medida”, cerró.

Dentro de los factores que denunciaron los vecinos a lo largo de los últimos años se encuentran los malos olores constantes, desperdicios arrojados en las calles, y una gran proliferación de moscas que les impedía estar en los patios de sus casas.

 

 

Por su parte, desde el Ejecutivo explicaron que en 2019 a través del Ministerio de Agroindustria, se determinó la clausura preventiva del establecimiento hasta que Avicomar adoptara medidas de saneamiento. Pero con el paso del tiempo, esos cambios no ocurrieron, y por eso el intendente decidió la clausura definitiva.

Fue el propio organismo provincial el que determinó que “en estas condiciones” era imposible permitir que continuaran las operaciones de AVICOMAR, hecho que concluyó con la clausura”, difundieron desde el Municipio.

La empresa tendrá 15 días corridos para proceder al “despoblamiento de las aves” de acuerdo a la normativa vigente impuesta por el SENASA y por el Ministerio de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires.

Más Leídas

Destacadas