lunes, agosto 8, 2022

Durañona: “La expropiación de Vicentin es una de las medidas más importantes del siglo XXI”

Así lo manifestó el senador y uno de los promotores de la estatización de la principal cerealera del país en la Legislatura Bonaerense.

Luego de que el presidente Alberto Fernández anunciara la intervención y expropiación Vicentin por sus abultadas deudas con el Banco Nación, el senador del Frente de Todos y promotor de la estatización de la cerealera en la Legislatura bonaerense, Francisco Durañona, consideró que “es una de las medidas más importantes del siglo XXI”.

En diálogo con Diputados Bonaerense, el exintendente de San Antonio de Areco explicó que la medida “cambiará la relación de los grandes monopolios en producción de alimentos con el Estado, con los pequeños y medianos productores, con los grandes terratenientes y con el sistema de la timba financiera participando en el agro”.  

- Publicidad -

Sucede que, en las últimas horas, Fernández confirmó que estamos firmando un decreto que dispone la intervención del grupo Vincentin”. En paralelo se enviará un proyecto de ley al Congreso para la expropiación, que significará además del salvataje de la empresa, la continuidad laboral de 7.000 operarios.

“Es una de las medias más importantes que se han tomado en la argentina por lo menos en el siglo XXI y en las últimas décadas. El Estado nacional no tiene una participación directa en la producción de alimentos y en los agro negocios desde la década del 70”, remarcó Durañona, quien viene bregando por la estatización desde enero.  

 

- Publicidad -

 

En rigor, según contó el legislador, desde principios de año “empezamos hacer pública la posición del Movimiento Arraigo sobre el rol del Estado en esta materia y de hecho elaboramos un proyecto de DNU que lo hicimos circular entre las autoridades del Banco Nación y del Gobierno nacional”. "Nos pone muy contento que se haya avanzado”, celebró.   

“Con lo que significa hoy en el mundo la soberanía alimentaria, la salubridad, los precios de los alimentos, y mucho más aún en situaciones de pandemia, la decisión del Alberto Fernández entra en el listado de las iniciativas más importante que ha tenido el campo popular y el peronismo en nuestro país”, agregó el senador.  

Como es sabido, durante la gestión del ex presidente Mauricio Macri, la empresa recibió un préstamo del Banco Nación por 17.986 millones de pesos y posteriormente se declaró en default en diciembre por un supuesto “estrés financiero”.

En concreto, la deuda total asciende a los $23.500 millones y el resto de los acreedores son los bancos Provincia, Hipotecario y Macro, entre otros. Pese a que la empresa reestructuró sus pasivos en tres oportunidades durante 2019, se le hizo imposible entrar en cesación de pagos.

 

 

Vicentín, que tiene dos plantas en San Lorenzo y Ricardone, provincia de Santa Fe, además fue el mayor aportante a la frustrada segunda campaña presidencial Macri por un valor que se estima superó los 13.000 millones de pesos.

Algodonera Avellaneda, Friar S.A. y Oleaginosa San Lorenzo, tres de sus empresas que integran el holding, obsequió cada una 4.500 millones de pesos a Juntos por el Cambio, según datos oficiales que comunicó la cámara Nacional Electoral.

En este sentido, Durañona marcó que “hay una puja muy fuerte entre imponer un sistema capitalista neoliberal salvaje y preservar un modelo en defensa de nuestra soberanía, que en el siglo XXI tiene que ver con la alimentaria y con la energía”. “Y nosotros sabemos de qué lado tenemos que estar”, lanzó.

“Tuvimos un Gobierno que entregaba créditos por encima de lo que establecía el Banco Central con montos escandalosos, de manera fraudulenta, por supuesto con decisión del expresidente Mauricio Macri que hoy esta imputado por este financiamiento. Justamente en una empresa que resultó ser la principal aportante de campaña”, concluyó.  

Más Leídas

Destacadas