miércoles, diciembre 1, 2021

El Gobierno apuesta al control de precios en alimentos y electrónicos para frenar la inflación

El Ministerio de Desarrollo Productivo apuesta a contener las subas mensuales de los productos para favorecer a los consumidores.

Categorías:

El Gobierno avanzó esta semana con una serie de medidas para controlar los precios y el abastecimiento de alimentos y productos electrónicos, para reducir la inflación en el mercado interno en los meses previos a las elecciones.

En ese marco, el Ejecutivo inició con nuevos requisitos para las exportaciones de granos, carnes y productos lácteos y la fijación de precios de referencia para evitar maniobras de subfacturación en los envíos al exterior de productos cárnicos.

Además, el Ministerio de Desarrollo Productivo, a cargo de Matías Kulfas, firmó el acuerdo alcanzado con las terminales que fabrican televisores, teléfonos celulares, microondas y acondicionadores de aire, para sostener los precios de abril hasta fines de octubre.

Es que, la semana pasada se conoció el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de marzo que registró un preocupante pico 4,8%, y colocó la inflación acumulada para el primer trimestre de 2021 en 12,8%.

En este marco, el Gobierno aceleró el proceso de adoptar políticas tendientes a reducir el ritmo inflacionario para los próximos meses, de manera de cumplir con la pauta de 29% para este año, establecida en el presupuesto nacional.

Con esos datos, el panorama económico para el Ejecutivo nacional se complejiza, a meses de las elecciones de medio término, y con la pandemia de coronavirus en plena segunda ola.

En la búsqueda de acuerdos, la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, citó esta semana a las seis cadenas de supermercados más importantes del país y a las empresas productoras de alimentos para convenir una canasta de unos 100 productos básicos, que mantengan sus precios congelados por al menos 6 meses.

"Estamos trabajando fuertemente en la contención de los precios de todos los bienes y servicios que hacen a la vida cotidiana. Nuestro objetivo es cuidar el bolsillo y garantizar los alimentos en la mesa de todas y todos", indicó Español.

En ese sentido, la titular de Comercio Interior sostuvo que impulsan "junto con el resto del Poder Ejecutivo, una batería de políticas integrales que buscan contener los precios de los alimentos y de los productos de consumo masivo en general".

 

Secretaria de Comercio Interior, Paula Español.

Por lo mismo, la funcionaria manifestó que "recientemente, en conjunto con otras carteras del Gobierno, lanzamos el nuevo registro para la exportación de carne que nos va a permitir evitar posibles desequilibrios en el mercado interno".

Es que, en los últimos meses, el precio de la carne ha sido una de las mayores preocupaciones del Gobierno nacional, donde hasta el propio presidente, Alberto Fernández, cuestionó las subas impuestas de los productores.

"Queremos impulsar exportaciones y a la vez garantizar el abastecimiento doméstico. Tanto estas como otras medidas, buscan cuidar la mesa de las familias argentinas", subrayó al respecto Español.

 

Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

En esa línea, la funcionaria a cargo del control de precios aseguró que "hay políticas sectoriales de acuerdo de precios con distintos sectores como el acuerdo con fabricantes de electrónica”.

Por eso, la Secretaria de Comercio Interior detalló las líneas de acción del Ministerio de Desarrollo Productivo para frenar la inflación y destacó “el acuerdo de la carne, con ocho cortes representativos del consumo local”.

También agregó Español a la lista de medidas “la nueva canasta de productos a precios congelados que estamos negociando con las grandes empresas, y el programa estructural de Precios Cuidados que es fundamental para ofrecer variedad y precio de referencia en las góndolas”.

 

 

Precisamente, el jueves Kulfas, firmó un acuerdo con la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte) para mantener hasta el 31 de octubre los precios de abril en televisores, teléfonos celulares, microondas y acondicionadores de aire de 21 marcas que se fabrican en el país.

Por otra parte, el Gobierno nacional determinó que las exportaciones de carnes y productos derivados deberán ser informadas e inscriptas, a través de una declaración jurada (DJEC), en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA) que funciona bajo la órbita del Ministerio de Agricultura.

El objetivo de este registro es evitar posibles desequilibrios en cuanto a abastecimiento, precio y calidad de productos cárnicos, alimento base de la población argentina, además de transparentar las operaciones de venta al exterior, evitar subfacturaciones y triangulaciones con países vecinos.

 

 

Estos requisitos apuntan a reducir al máximo la existencia de operadores en circuitos marginales, informales e insolventes, que son los que mayores distorsiones producen en el adecuado funcionamiento del mercado interno y exportador.

"También establecimos medidas en el AMBA, en una primera etapa, y en el resto de las provincias luego, ya que trabajamos en la implementación del Mercado Federal Ambulante y vamos a instalar una nueva Central de Alimentos en la ciudad de Buenos Aires", adelantó Español.

Al respecto, la funcionaria añadió que "la idea es que los precios mayoristas que hay en los mercados concentradores se puedan trasladar con el menor costo posible a los municipios, y así ganar capilaridad en todos los barrios del país".

“En principio será con frutas y verduras, y luego iremos por carnes y lácteos. Todas estas iniciativas son complementarias, cada una tiene un objetivo específico y a la vez son integrales y se potencian entre sí", concluyó la funcionaria.

Más Leídas

Destacadas