lunes, octubre 18, 2021

El Gobierno negocia una canasta de alimentos con precios congelados hasta las elecciones

Ante la suba inflacionaria, la Secretaría de Comercio Interior se reunió con empresas de alimentos para definir cuáles serán los 100 productos incluidos en el nuevo esquema.

Categorías:

Luego de que se conociera la inflación de marzo (4,8%), la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, convocó esta semana a las empresas de alimentos más grandes del país y a las cadenas de supermercados para acordar un horizonte común a meses de las elecciones.

La propuesta del Gobierno nacional para contener la escalada de precios en los alimentos sería diseñar una nueva canasta, de unos 100 productos, con precios congelados por al menos seis meses, es decir, después de las elecciones.

Por eso, el lunes por la tarde la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, recibió también a los CEOs de las principales cadenas de supermercados para hablar de la inflación y generar un acuerdo tanto con productores como distribuidores de alimentos.

El encuentro comenzó a las 16:30 horas y fue breve, pero el mensaje, muy claro: los precios no pueden subir más. Es que la aceleración inflacionaria preocupa al Ejecutivo, que avizoraba el índice anual del 29% resultó ambicioso para el contexto actual.

Además, la inflación del 4,8% de marzo, que dio a conocer el Indec la semana pasada, empujó a las autoridades a apurar ideas que ya se estudiaban pero que lejos estaban de reunir consenso en el sector privado.

Entre una de las principales medidas previstas, está la que se anunció el mismo día de la difusión del IPC, es decir, la creación de una nueva canasta básica, que Comercio Interior ya negocia con las principales empresas de consumo masivo.

Frente a este escenario, y con la presión del rubro alimenticio para desarmar el programa Precios Máximos cuanto antes (que vence el 15 de mayo), Español convocó el lunes a los presidentes de las seis cadenas de supermercados más grandes del país.

También estuvo en la reunión el director ejecutivo de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), Juan Vasco Martínez, cuando la Secretaria les pidió ayuda en la tarea de evitar desmadres en los costos de alimentos.

“Nos dijeron que no podíamos admitir listas nuevas de precios y que estaban muy preocupados por todas las movidas que habían hecho las empresas para hacer cambios en los productos y saltear los controles”, dijo una fuente del sector de supermercadistas.

 

Paula Español, secretaria de Comercio Interior.

Es que, las subas en alimentos se consensuan con las autoridades de Comercio Interior, aunque no en todos los casos se cumplen, y Español lo tiene bien controlado, mediante el sistema de información de Precios claros, que obliga a las cadenas a informar diariamente todos los valores de sus productos.

En ese marco, las empresas que producen alimento advirtieron que estaban sufriendo fuertes subas de costos que no podían trasladar a los valores finales e informalmente y reconocían que incurrían en varias estrategias para escaparle a los Precios Máximos.

Entre una de esas opciones para acudir a la evasión estaba la de lanzar un producto casi idéntico a uno anterior, hacer que convivan un tiempo y luego sacar del mercado el viejo -y bajo control- para sostener el nuevo.

 

 

La estrategia, sin embargo, no rindió demasiados frutos, ya que Español ha presentado ante la Justicia en el último mes y medio, varias imputaciones contra empresas como Mondelez, Nestlé o Bagley, entre otras, por los denominados “productos mellizos”.

A la par, la Secretaria de Comercio Interior les solicitó las empresas de alimentos que los “productos esenciales” que integren la nueva canasta básica tengan impreso el valor sugerido en la etiqueta para evitar sobreprecios en las góndolas.

Desde una de las compañías que se reunió con Español describieron que “para este programa específico (canasta básica de alimentos) piden uno o dos productos de tu cartera con distribución nacional, que puedan encontrarse en comercios de proximidad, a precio popular y que tengan impreso el costo en la etiqueta”.

 

 

Cabe destacar que la intención de Comercio Interior es que la nueva canasta de alimentos conviva con Precios Cuidados, programa que fue extendido hace unas semanas por tres meses más, con aumentos promedio de 4,8%.

“Se está negociando con empresas alimenticias una nueva canasta de productos a precios accesibles, previsibles y de cumplimiento obligatorio en todo el país”, informó el Gobierno el jueves pasado.

Hasta el momento, la Secretaria de Comercio Interior se reunió con representantes de Ledesma, Mondelez, Sancor, Adecoagro, Danone y Procter & Gamble, Arcor, Unilever, Las Marías, Papelera del Plata, Mastellone y Molinos, entre otras.  

 

 

 

Según trascendió, la canasta que prepara Español tendría alrededor de 100 productos básicos a precios accesibles. No está claro por cuánto duraría el congelamiento, aunque las empresas ya medían el tiempo en base a la cronología electoral.

Por su parte, la solicitud de las empresas para negociar con el Gobierno nacional es que dejen que se venza el programa de Precios Máximos el 15 de mayo, para generar una actualización de los valores de los alimentos que se contemplaron en ese listado.

Más Leídas

Destacadas