martes, diciembre 7, 2021

El testaferro, el contador y las planillas: las explicaciones de Caputo sobre las offshore

El ministro de Finanzas ensayó un singular descargó ante las críticas de la oposición. Mira como se defendió.

Categorías:

La película bien podría haberse llamado “El testaferro, el contador y las planillas” pero una astuta movida del oficialismo terminó derivando la atención hacia el escándalo. El “papelito” de Cerruti terminó siendo el título de la obra que se exhibió en el salón de las provincias del Senado.

Durante casi cuatro horas el ministro de Finanzas, Luis Caputo, respondió las críticas de la oposición sobre dólar futuro, crecimiento de la deuda, acuerdo con los holdouts y su vínculo con las offshore. Este último punto fue el que más polémica despertó en el recinto.

- Publicidad -

En una primera intervención Caputo dijo que “tener offshores no es delito” y que “son como una caja de seguridad”. Al mismo tiempo, el titular de Finanzas contradijo el informe de la SEC: “Era un tenedor fiducitario. No correspondía que las declarara”.

Esta defensa de las sociedades en paraísos fiscales desató el primer temblor en la Bicameral de la Deuda. “Acaba de justificar las cuentas offshore. Es el único lugar del mundo donde el presidente y los ministros naturalizan las cuevas fiscales. Son un accidente de la historia”, fustigó el jefe de la bancada k en Diputados, Agustín Rossi.

- Publicidad -

Pero más adelante, Caputo brindó más detalles sobre la omisión que cometió en 2015 ante la Oficina Anticorrupción sobre su relación con la sociedad Princess International Group, radicada en Islas Caimán.

Por el lado mío no hubo ninguna omisión, lo que le pasó al contador, que no es un contador que cuente con clientes en la administración pública, es que no sabía de una parte de la declaración y yo tampoco”, se excusó el funcionario.

Ante las requisitorias del kirchenrista José Luis Gioja y la siempre presente mediación del senador formoseño Jose Mayan, Caputo avanzó: “Yo pasé al sector publico de un día para otro. Me trajeron un sobre que tenía que llenar, el llenó la planilla de la declaración jurada, hay otra parte que el contador no conocía”.

Envuelto en esa confusa explicación estaba el titular de Finanzas cuando el “papelito de Cerruti” surgió el efecto esperado. En apenas segundos la sesión terminó en un escándalo.

 

Más Leídas

Destacadas