sábado, noviembre 27, 2021

"El Zurdo" uno de los asesinos del policía de San Pedro tenía una condena de 28 años

Roberto Gerardo Branto no debió haber estado libre el jueves de la semana pasada, cuando participó del asesinato del joven Nelson Lillo. El delincuente de 56 años era conocido por la Policía bonaerense por su frondoso prontuario.

Categorías:

Roberto Gerardo Branto, apodado “el Zurdo”, era un viejo conocido por la policía bonaerense y no debió haber estado libre el jueves de la semana pasada, cuando participó del asesinato del joven policía de San Pedro Nelson Lillo.

El delincuente de 56 años había sido condenado por robo doblemente agravado por el uso de arma de fuego en poblado y en banda, y portación ilegal de arma de guerra. A pesar de ello, el juzgado de Ejecución Penal N° 1 de San Isidro lo benefició con salidas transitorias. El 17 de octubre salió de la cárcel con permiso y no volvió nunca más.

La semana pasada integró la banda de tres asaltantes que quisieron llevarse la recaudación de un camión que hacía el reparto de alimentos en la localidad bonaerense y que terminó con la vida del joven de 27 años.

El siniestro terminó con un tiroteo que dejó a Branto herido y el sábado fue atrapado en el Circuito Panorámico local, con heridas en el abdomen y en la pierna. De hecho, antes de volver a prisión realizó una escala en el hospital donde se topó con familiares y amigos del joven al que se sospecha que asesinó.

“El Zurdo” anotó su primer antecedente delictivo en 1995. Participó junto a Rodolfo “El Ruso” Lohrman del golpe al Banco Río de Baradero. Se llevaron 500 mil pesos-dólares luego de tomar rehenes.

Cayó pocos días después del atraco. Pero ya en aquel entonces poseía habilidades para escurrirse del servicio penitenciario. Se fugó en 1997 del penal de Devoto. Volvió al delito. Un par de años más tarde fue otro banco, en Tucumán, y otra detención. Pero volvió a salir gracias a la cintura de sus abogados. Y en 2004 lo apresaron nuevamente por liderar una banda dedicada a secuestros extorsivos.

Uno de sus hijos, Nazareno, de 36 años, también es buscado por la Policía por el asesinato de Lillo. Se cree que hizo las veces de “campana” en una moto, a pocos metros del supermercado del asalto. En ese vehículo, sangrando, escapó Roberto Gerardo Branto. El tercer integrante de la banda era Pablo Morel, de 40 años, quien murió abatido en el intercambio de disparos.

Más Leídas

Destacadas