jueves, julio 7, 2022

En La Matanza se ilusionan en conquistar el primer gobernador(a) de su historia

Aunque es el distrito más poblado de la Argentina y posee la maquinaria electoral que más votos le aporta al peronismo nunca sentó a nadie en el sillón de Dardo Rocha.

Categorías:

Aunque La Matanza es el distrito más poblado de la Argentina, con más de dos millones habitantes y en cada elección pone en marcha la maquinaria electoral que más le aporta votos al peronismo, nunca un matancero o matancera se sentó en Sillón de Dardo Rocha.

Lo más cerca que “la quinta provincia” estuvo de ese objetivo fue con la coronación del histórico Alberto Balestrini como vicegobernador bonaerense en 2007, cargo que ejerció por tres años hasta que un accidente cerebro vascular lo obligó a correrse de la política.

- Publicidad -

Balestrini en 1999 le dio continuidad a la hegemonía que mantiene desde hace 36 años el peronismo en lo que es considerado como el territorio más importante de la provincia. Otro que llegó a tener un cargo visible fue Alberto Pierri, ocupando la presidencia de la Cámara de Diputados de la Nación en 1989.

Sin embargo, nunca un hombre o mujer salidos de ese distrito pudo llegar a ser gobernador de la provincia de Buenos Aires. Por estas horas, el peronismo de La Matanza no impulsan uno sino dos precandidatos: el binomio Verónica Magario-Fernándo Espinoza.

“La Matanza va a poner la próxima o próximo gobernador de la provincia”, arriesgó el diputado nacional en diciembre. Esa es la ilusión que mantienen muchos de los que caminan gran parte de las 14 mil manzanas y 42 mil calles que tiene distrito más populoso del extenso territorio bonaerense.

“Lo que pasó históricamente es que los intendentes se atornillaron a los sillones y nunca se animaron poner en riesgo el pago chico”, ensaya una explicación un matancero que que se anima a criticar a Cristina Kirchner y al kirchnerismo puro “porque La Matanza tiene peso propio”.

- Publicidad -

Por ahora, al interior del distrito parece no haber definiciones sobre cuál de los dos precandidatos será el que juegue y eso, reconocen, genera “grandes complicaciones en el territorio”. Lo que sí está claro son las diferentes variantes a las cuales se enfrentan.

Mientras desde el Instituto Patria repiten como un mantra la candidatura del ex ministro de economía Axel Kicillof, los intendentes del PJ insisten con la idea de que sea uno de ellos. En la carrera más prometedora están el alcalde de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y justamente los dos matanceros.

Sin embargo, el factor Massa, que viene siendo fogoneado por un sector del massismo bonaerense y por la propia Cristina, también entra en el radar pero como señal de alerta. “No vemos por qué debería tener ese lugar”, objeta uno de los legisladores que responde a la bancada que reporta a Lomas.

Lo cierto es que, en los esquemas que por ahora se manejan en el conglomerado peronista Magario cuenta con la ventaja de género frente a tres precandidatos varones. Ese elemento la ubica en muchos de los cálculos en la pelea por la vicegobernación, cargo que en 2015 disputó Espinoza en internas.

De todas maneras, por ahora el escenario parece abierto, sobre todo después de la jugada táctica de Cristina Kirchner que pateó el tablero y desparramó las fichas de todos los espacios políticos por el piso. Por eso, en La Matanza se entusiasman con conseguir su primer gobernador o gobernadora de la historia.  

Más Leídas

Destacadas