miércoles, octubre 20, 2021

Entró a robar a una casa, se tiroteó con policía y usó un escudo humano para escapar

El maleante, que asaltó a una familia con dos delincuentes más, terminó detenido luego de enfrentarse con efectivos policiales.

Categorías:

Un delincuente terminó detenido luego de tirotearse con policías durante el asalto en la casa de una familia, donde usó de escudo humano a una víctima, en la localidad de José Ingenieros, del partido bonaerense de Tres de Febrero.

Según informaron fuentes policiales, el robo y tiroteo ocurrió este domingo, alrededor de las 13 horas, cuando tres ladrones ingresaron a una vivienda para asaltar a la familia, compuesta por dos hombres y una mujer.

Justo cuando se desarrollaba el asalto, efectivos policiales de la  comisaría octava de esa localidad provincial realizaban una recorrida de rutina por la zona y, al llegar al cruce de Fray Cayetano Rodríguez y José Ingenieros, vieron la escena.

En ese momento, los policías dieron la voz de alto a los maleantes, por lo que los tres ladrones comenzaron a correr mientras efectuaban disparos contra los uniformados, con la intención de escapar.

Tal como informaron los voceros, en la huida, uno de los asaltantes tomó del cuello a una persona que transitaba por el lugar y la utilizó como escudo humano para evitar ser detenido.

La situación quedó registrada en una cámara de seguridad privada de la zona, en la que se ve al asaltante correr, sorprender al peatón y apuntarle con un arma para retenerlo y escudarse detrás de él.

Finalmente, unas calles más adelante, el delincuente fue detenido por los oficiales que lo perseguían y trasladado a la seccional de la zona. Los cómplices todavía no fueron encontrados y permanecen prófugos.

De todas formas, el acusado fue identificado por los voceros como Oscar Darío Zamudio (35), en cuyo poder se encontró una pistola calibre 45 con seis municiones y la billetera de una de las víctimas del robo.

En tanto, se determinó que Zamudio tenía antecedentes por un robo de automotor en enero de 2011 y por tenencia ilegal de arma de noviembre de 2012, por lo que permanece detenido.

En ese marco, la fiscal Marcela Costa, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de San Martín, ordenó las actuaciones correspondientes y caratuló al hecho como “robo agravado por el uso de arma de fuego, portación ilegal de arma de guerra y abuso de arma criminis causa”.

Más Leídas

Destacadas