lunes, agosto 15, 2022

Espionaje ilegal: Arribas niega delitos mientras se suman querellantes a la causa de la AFI

El ex titular de la AFI realizó su descargo a partir de un escrito entregado al juez federal Martínez Di Giorgi.

Categorías:

El extitular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, negó "haber cometido delito alguno" durante su desempeño en el cargo, al presentar un escrito en la causa que investiga el posible espionaje ilegal de correos electrónicos a políticos, dirigentes y periodistas.

"Jamás dispuse, formal o informalmente, la interferencia indebida de comunicaciones o correos electrónicos de ninguna especie", aseguró en un escrito entregado hoy al juez federal Marcelo Martínez De Giorgi, quien está a cargo del caso.

- Publicidad -

Además, Arribas agregó que "los hechos contenidos en la denuncia radicada por la doctora Cristina Caamaño son graves, por lo que, desde ya, señalo mi preocupación e interés por que sean investigados, en aras del descubrimiento de la verdad".

De esa manera, el ex funcionario de la agencia de inteligencia estatal negó las acusaciones que pesan sobre su figura, en base a los delitos cometidos durante el gobierno del expresidente Mauricio Macri, que también fue imputado en el caso.

El escrito fue presentado con el patrocinio de sus abogados Alejandro Pérez Chada y Andrés Coronato, tras haber tomado conocimiento del contenido de la denuncia, de modo que Arribas designó a Gustavo Presman como perito de parte para intervenir en una pericia dispuesta al disco rígido que originó la denuncia.

La investigación fue abierta tras la denuncia de Caamaño por el fiscal federal Jorge Di Lello, quien imputó a Macri, a Arribas; a la ex número dos de la AFI, Silvia Majdalani; al ex jefe de Gabinete de ese organismo, Darío Biorci, y a dos agentes (identificados como A y B), cuya identidad se mantiene bajo reserva.

- Publicidad -

No obstante, el funcionario macrista sostuvo, en respuesta a la denuncia presentada en su contra por la actual interventora de la AFI, Cristina Caamaño, que ha "respetado y cumplido siempre los lineamientos establecidos en la Ley 25.520, de Inteligencia Nacional".

Caamaño explicó que se encontró un disco rígido marca Western Digital, en el que se hallaron rastros digitales que daban cuenta de la conexión de dispositivos externos en los que se almacenaba información de inteligencia sobre personas vinculadas a la actividad política, periodistas, dirigentes y fuerzas policiales.

Al analizar el dispositivo, surgió que estaba borrada la información pero no de manera segura, razón por la cual fue posible reestablecerla con algunas falencias y recuperar datos que permitieron detectar el registro de conexión de dispositivos extraíbles (pen drives).

En esa misma línea, es importante destacar que el subsecretario de Políticas de Integración y Formación del Ministerio de Desarrollo social y coordinador nacional de Barrios de Pie – Somos, Daniel Menéndez, se presentó ante el juzgado federal de Lomas de Zamora para pedir ser querellante en la causa.

El planteo se sumó al que realizó ayer la vicepresidenta Cristina Kirchner ante el juez federal Federico Villena, quien la había citado para interiorizarla sobre las evidencias halladas referidas a maniobras de espionaje ilegal hacia su persona.

En rigor, Villena convocó al juzgado a quienes habrían resultado víctimas de las maniobras para mostrarles lo hallado respecto a sus personas y dejarles abierta la posibilidad de ser querellantes en el caso, y entre ellos también está el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Menéndez sostuvo al salir del juzgado federal que se presentó como querellante porque, a través de los medios de comunicación, se habían enterado "que Alan Ruiz espiaba a los movimientos sociales, y a Barrios de Pie en particular".

"Montaron una asociación civil que donaba mercadería a comedores comunitarios y hacía talleres, y al presentarse como asociación civil lo que hacían era infiltrarse a través de la gente", explicó el dirigente social.

En la denuncia, se mencionan las escuchas que fueron emitidas el domingo pasado en el programa GPS de Rolando Graña, donde consta que, en un audio, Ruiz sostuvo que "lo que pasa con Barrios de Pie es que no tenemos una fuente confiable".

"Entonces, ¿cuál es la jugada que hicimos? Con el lugar este, donde va la comida, que es ACMA (…) metemos gente que está todo el tiempo interactuando, va y les da cursos, talleres, les consigue lo mismo que a cualquiera (…) si piden el hospital, les consiguen el hospital, les consiguen cosas", continúa Ruiz, según el escrito.

"Entonces, los negros empiezan en confianza y ahí nos podemos meter, y en cuanto hay un grupo que se está moviendo, nosotros ya estamos adentro de los grupos y con eso tenemos el minuto a minuto de lo que van haciendo sin meter una fuente en el lugar", agrega Ruiz en el audio citado.

Más Leídas

Destacadas