jueves, octubre 21, 2021

Experto que asesora a Kicillof sugiere tener un “plan B” por si se demora la vacuna

Los especialistas también están preocupados por el “freno en la baja de casos” y por la posible llegada de una segunda ola cuando comience el otoño.

Categorías:

Luego de 12 semanas de caída de contagios de coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y 4 en el interior bonaerense, una de las preocupaciones centrales del Gobierno de la provincia es evitar rebrotes en fechas claves como las fiestas de fin de año y la temporada de verano, así como esquivar una segunda ola de infectados como ocurre en el hemisferio norte.

Así lo señaló el gobernador Axel Kicillof al anunciar la extensión del aislamiento social hasta el 20 de diciembre, y anticipar que habrá medidas especiales para los festejos de Navidad y Año Nuevo. La esperanza está puesta en la llegada de la vacuna a principios de 2021.

En ese contexto, en algunos expertos que asesoran al Gobierno bonaerense están alertas por el freno en la baja de casos, por la posibilidad de una segunda ola de contagios y por la necesidad de contar un “plan B” por si se retrasa la llega de la vacuna contra el COVID-19.

Nos está preocupando cómo frenó la bajada de casos que veníamos observando. En los últimos meses veíamos una baja importante y se frenó en las últimas semanas y no puede atribuirse a otra cosa más que al relajamiento de las medidas de cuidado por parte de la población”, dijo el bioinformático Rodrigo Quiroga a Diputados Bonaerenses.

Quiroga es docente en la Universidad de Córdoba, investigador asistente CONICET y desde el inicio de la pandemia forma parte del equipo que asesora al gobierno bonaerense en materia sanitaria.

“Hay que remarcar y ser claros en que no deben abandonarse esas medidas de cuidado y evitar los espacios cerrados. Vemos un relajamiento cuando tenemos 200 fallecidos por día, sería muy malo relajar ahora con todo a favor. Si bien la etapa estacional ayuda, debemos colaborar con eso”, especificó.

Según el último reporte epidemiológico del Ministerio de Salud que conduce Daniel Gollan, los contagios totales en el territorio son 616.403, con 533.446 recuperados y el lamentable saldo de 20.403 fallecidos a causa del virus pandémico.

 

 

Así, si bien para el criterio del bioinformático el sistema de salud no estaría cerca de tensionarse como en los meses del famoso “pico”, “hay que estar atentos a una posible segunda ola, hacia fines del verano se puede llegar a esperar. Por eso hay que fortalecer el sistema de rastreo de contactos, la Provincia es una de las que más énfasis puso en eso”.

Con ese panorama, el desafío de las autoridades sanitarias estará en garantizar una campaña adecuada de comunicación y de fortalecer el sistema de concientización como de rastreo y aislamientos de casos estrechos a los contagiados.

Es momento de refinar esas estrategias y poner el sistema para apagar brotes y aprovechar que se pueda mitigar lo máximo posible una segunda ola si se demora la llegada de la vacuna, que es posible, es importante tener un plan B por si no se llega a vacunar a la población”, manifestó Quiroga.

 

 

En ese orden, desde la cartera de Salud ya adelantaron que se organiza un megaoperativo de vacunación para que se pueda aplicar de manera inmediata en cuanto lleguen las primeras dosis contra el coronavirus.

Por eso, ya se está capacitando a vacunadoras para especificar las diferentes cuestiones a tener en cuenta. Desde la Nación, ya adelantaron que se espera comenzar con las aplicaciones en la primera quincena de enero de 2021.

Si en algo tiene mucha experiencia el Ministerio de Salud es en temas de campañas de vacunación y la logística en ese sentido, seguramente se va a desarrollar lo mejor posible. Esto no se terminó ni se va a terminar hasta que tengamos a la mayoría de la población vacunada, no creo que podamos relajarnos del todo hasta abril o mayo”, agregó.

 

 

Por otro lado, con las escenas de las marchas de la oposición como así también en el masivo funeral de Diego Armando Maradona, ver personas aglomeradas generó cuestionamientos sobre la repercusión epidemiológica.

En ese sentido, podría generarse un “efecto contagio” de comportamientos no tan adecuados en medio de una pandemia sin precedentes en el último siglo. Para Quiroga, el problema no se da con una concentración esporádica, sino con el mantenimiento de esos comportamientos.

“Lo que pasa en el funeral de Maradona es algo que ya lo vivimos en las calles todos los días. También lo dije en las manifestaciones anteriores, si las aglomeraciones son al aire libre y con barbijo no hay problema, no va a cambiar la curva epidemiológica porque esto es un día, el problema es que el relajamiento ocurra todos los días, eso afecta a la curva”, enfatizó.

Más Leídas

Destacadas