domingo, noviembre 28, 2021

Femicidio: hallan el cuerpo de una mujer desnudo y calcinado en el patio de una casa

La víctima, identificada como Julia Sofía Rodríguez, de 67 años, habría sido rociada con alcohol, pero su marido declaró que se trató de un suicidio.

Categorías:

Una mujer de 67 años murió tras haber sido quemada luego de ser rociada con alcohol en su casa de la ciudad bonaerense de Saladillo y por el crimen aprehendieron a su esposo, quien declaró ante la fiscal de la causa que se trató de un suicidio.

La víctima fue identificada por la justicia como Julia Sofía Rodríguez, quien convivía con el ahora acusado, Miguel Ángel Moreschi en un domicilio de la calle Yrigoyen al 3500 de esa ciudad del interior de la provincia de Buenos Aires.

 

 

Fuentes judiciales informaron que todo comenzó el domingo por la noche, cuando personal médico del hospital local alertó sobre la muerte de Rodríguez, quien minutos antes había sido hallada desnuda y quemada en el patio de su vivienda.

De acuerdo a los resultados de la autopsia practicada en las últimas horas, la mujer murió a raíz de un síndrome asfíctico, es decir, por la combinación de las quemaduras y la inhalación de monóxido de carbono, dijeron los informantes.

Según los médicos, la víctima estaba viva cuando la alcanzó el fuego y en la vivienda se secuestraron un recipiente con alcohol etílico y fósforos, precisaron los investigadores del caso.

 

 

Por su parte, Moreschi presentaba lesiones por quemaduras en las manos y explicó que se las produjo cuando intentó apagar las llamas que envolvían a su esposa, quien, según su versión, se habría quemado a sí misma.

En su indagatoria ante la fiscal de la causa, Patricia Hortel, el hombre mantuvo su versión del suicidio, presuntamente motivado por una depresión de la víctima, que estaría bajo tratamiento psiquiátrico.

Uno de los elementos en los que se basa la acusación es que las lesiones que presentaba el sospechoso eran "por derrame", lo que no coincide con las de una persona que intentó sofocar un fuego ya iniciado.

 

 

Otro dato que alimenta las sospechas de la fiscalía es que el acusado sólo llamó a su hijo para alertar sobre lo ocurrido y lo hizo antes de que se produjera el incendio, aunque el primogénito de la mujer todavía no declaró en sede judicial.

Además, la fiscalía no halló constancias de que la víctima estuviera bajo tratamiento psiquiátrico, solo que a principios de julio había hecho consultas con médicos de esa área porque estaba algo deprimida por la cuarentena.

Más Leídas

Destacadas