miércoles, mayo 25, 2022

Habló la mamá de la chica atropellada por un motochorro: “Salió a comprar y no volvió más”

Tras la tragedia, la familia de la joven embarazada que quedó en medio de una persecución policial en Castelar sostuvo que el patrullero iba sin sirena.

Categorías:

La mamá de Milagros Silva, la chica embarazada de 21 años que murió anoche en Castelar al ser embestida por motochorros cuando un patrullero los perseguía, denunció que su hija “salió a comprar una gaseosa y no volvió más” y que el móvil no llevaba la sirena encendida.

Silva estaba embarazada de tres meses cuando salió en moto a comprar queso ralllado y una gaseosa con su pareja para cenar en la casa de su madre. El negocio estaba a 10 cuadras de distancia, pero en el camino la joven quedó encerrada en una persecución policial.

- Publicidad -

Alrededor de las 21:00 horas, se cayó de la moto en la que circulaba y murió en el acto. “Salió 10 minutos a comprar y no volvió más, yo necesito justicia”, pidió esta mañana su mamá, Alejandra, quien relató que los vecinos vieron que el móvil policial no tenía la sirena encendida.

Por lo mismo, Alejandra afirmó que sus familiares “no tuvieron forma de darse cuenta” de lo que pasaba y así evitar la colisión, que ocasionó además la muerte de uno de los delincuentes involucrados, esta madrugada en la comisaría.

“Los vecinos me dijeron que la policía venía sin sirena, con las luces apagadas”, manifestó Alejandra este lunes y remarcó que su hija y su yerno “no tuvieron forma de darse cuenta de que había una persecución”.

Lo cierto es que los efectivos venían detrás de dos motochorros que escapaban tras robar una serie de comercios en Morón e Ituzaingó y, al llegar al cruce de las calles Domingo Palmero e Isabel de Pardo, se produjo el trágico accidente.

- Publicidad -

Un grupo de personas, que a esa hora se encontraba a pocos metros reunida en un kiosco, habló más tarde con los familiares de Milagros y brindó una versión distinta a la que trascendió en un primer momento por los voceros policiales.

“Nos dijeron que el patrullero chocó a los delincuentes y eso hizo que, a la velocidad que venían, ellos embistieran a mi hija”, reveló Alejandra sobre accidente que le quitó la vida a Milagros.

Como la joven no llevaba casco, cayó al piso y murió en el acto por la violencia del golpe. Su novio también resultó herido aunque no de gravedad, y ahora permanece sedado por el shock traumático.

“Él vio a mi hija aplastada por la moto y la sacó”, detalló con voz temblorosa la madre de la joven en relación al terrible suceso que se produjo por la persecución policial que ahora permanece bajo investigación judicial.

Respecto a la asistencia médica, Alejandra cuestionó que la ambulancia demorara dos horas en llegar al lugar y cuando lo hizo trasladó primero a uno de los delincuentes, que tenía heridas graves.

Según el testimonio de la mamá de Milagros, el cuerpo médico dejó a su yerno esperando por lo menos una hora más hasta que volvieron a buscarlo. “No me parece justo, se llevaron a un ladrón en lugar de asistirlo a él”, reclamó.

El caso en el que falleció la joven embarazada está a cargo del fiscal Oscar Marcos, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº4 de Morón, quien estuvo en el lugar del hecho hasta la madrugada.

Fuentes judiciales revelaron además que el fiscal aún no tenía reconstruida con precisión la secuencia de los hechos que terminaron con la vida de Milagros Silva por lo que aguarda el informe sumario desde la Comisaría.

Con esa información, Marcos podrá revisar las declaraciones testimoniales tomadas hasta el momento, así como también algún adelanto de los peritos que trabajaron luego de la muerte de Milagros.

"Aún no está claro cómo o quién provocó el choque, ni si el patrullero venía o no con sirena y balizas. Se trata de una zona oscura donde no hay un domo que haya captado el momento del hecho”, advirtieron voceros judiciales.

En ese sentido, desde la fiscalía que lleva la investigación adelantaron que ya “se ordenó un relevamiento de cámaras cercanas para intentar obtener algún video que ayude a dilucidar" si la policía obró negligentemente durante la persecución.

 

La sospechosa muerte de uno de los motochorros

 

Los detenidos fueron identificados como Leonardo Díaz (27) y Martín Prada (19). Hasta el momento, se supo que Prada está siendo operado por una fractura de cráneo a causa de la colisión.

Sin embargo, se conoció que durante la madrugada Díaz murió en la seccional 3 de Castelar Sur, y por otra parte, separaron a la policía bonaerense e interviene Gendarmería en el caso.

 

Milagros Silva (21).

Es que, tras ser asistidos por personal médico, Prada -a quien le secuestraron en su poder un revólver calibre 22-, fue trasladado herido a un hospital de la zona, pero Díaz solo fue enviado detenido a los calabozos del Destacamento Castelar Sur.

En esa sede policial, más tarde, Díaz sufrió una descompensación y falleció en el lugar, lo que originó otra investigación judicial que compromete, mínimamente, al personal que ofició el arresto del sospechoso.

 

 

Respecto a la muerte de Díaz en la comisaría, el caso lo lleva la fiscal Marisa Monti, de la UFI Nº5 de Morón, quien apartó a la policía bonaerense de la pesquisa y puso a trabajar a la Gendarmería Nacional, al tiempo que aguardaba el resultado de la autopsia.

Monti intentará determinar si el deceso estuvo vinculado a alguna lesión del choque que no vio el médico que acudió al lugar o si algo le sucedió al detenido más tarde en la dependencia policial.

Más Leídas

Destacadas