miércoles, mayo 25, 2022

Impulsan una ley para darle trabajo al colectivo travesti trans y no binarias en la provincia

El Programa de Inclusión Laboral busca promover que los colectivos disidentes puedan acceder a un puesto de empleo formal en el ámbito público y privado.

Legisladores y legisladoras del Frente de Todos el Senado bonaerense presentaron una ley que busca otorgarle trabajo formal, en el ámbito público y privado, a personas travesti trans y no binarias en territorio bonaerense.

Para ello, se pretende crear el Programa de Inclusión Laboral que tiene como objetivo promover la inserción laboral de los colectivos vulnerados e invisibilizados que no tienen pleno acceso a un puesto de trabajo.

- Publicidad -

Del acto, realizado en el hall central del Palacio Legislativo participaron el senador por el Frente de Todos, Francisco Durañona, su par, María Reigada y la directora de Políticas de Diversidad Sexual, Daniela Castro.

La situación de desamparo y abandono del colectivo travesti trans es muy dura en el interior conservador bonaerense”, dijo Durañona, quien preside la comisión de Legislación General.

En este sentido, el legislador sostuvo que el objetivo es “garantizar la presencia del Estado y el derecho a desarrollarse de todos, todas y todes sin importar la ubicación geográfica en la que estén". "Estas iniciativas vienen a generar un acto de justicia y contención”, apuntó. 

La norma, busca cumplir la Ley 14.783 Diana Sacayán que establece el 1% del cupo laboral trans en la administración pública, en base a la implementación de un plan integral que incentive la finalización de los estudios escolares y la continuidad de la formación educativa.

- Publicidad -

Además, se llevarán a cabo prácticas laborales y convenios con organizaciones civiles que permitan llevar adelante las mismas y se creará un cupo para desarrollar estas acciones en el Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

“La expectativa de vida de las personas trans travestis es de 35-40 años, el Estado dejó un vacío aterrador en este tema y ahora tenemos un presidente y un gobernador comprometidos con resolver de manera urgente esta situación”, agregó el senador.

Con críticas a la gestión de la exgobernadora María Eugenia Vidal, Durañona precisó que “queremos complementar la iniciativa de la ley Diana Sacayán, sancionada en el 2015 que nunca se implementó”.

 

 

“Tuvimos durante cuatro años un gobierno en la provincia de Buenos Aires que no tuvo vocación de avanzar en el acceso a estos derechos no solo en esta materia sino en otros también”, apuntó el legislador del Frente de Todos.

La propuesta no sólo abarca al sector público sino también al privado y pretende generar distintas acciones en los 135 municipios bonaerenses para que las personas no tengan que migrar de sus lugares de origen.

En la actualidad, las personas travestis, transexuales, transgéneros y no binaries continúan siendo uno de los sectores de la población que más sufre la discriminación y estigmatización.

 

 

La dificultad de encontrar un trabajo formal impacta en la posibilidad de acceder a una obra social que le garantice atención médica o a la posibilidad de adquirir préstamos personales o hipotecarios.

En este contexto, Daniela Castro, consideró que “hablar de la población travesti trans y las iniciativas que lo rodean es hablar de mucho más”. “No hablamos únicamente de un trabajo registrado”, analizó.

En consonancia con las palabras de Durañona, la funcionaria provincial también apuntó contra Vidal al decir que “no haber firmado y promulgado esa ley en tiempo y forma profundizó que no pasemos los 40 años de edad, que sigamos sin vivienda y sin salud”.

 

 

“Si la ley de cupo laboral hubiese sido firmada seguramente hoy hablaríamos en otros términos o tal vez estaríamos buscando menos compañeres que salieron a buscar trabajo y no volvieron”, propinó Castro en referencia a la desaparición de Tehuel de la Torre.

Según los datos de la Dirección de Diversidad Sexual bonaerense, hasta el momento, el 60% de las dependencias administrativas estatales cumplen con el cupo laboral trans, lo que significa que más de 400 personas posean un empleo formal.

“Tener la posibilidad de tener compañeres en el Estado provincial nos garantiza que somos más grandes como sociedad y que el discurso de una provincia de iguales no es un discurso sino una realidad”, concluyó Castro. 

Más Leídas

Destacadas