domingo, agosto 14, 2022

Intendentes de la Costa Atlántica se blindan para evitar la afluencia en Semana Santa

Los alcaldes costeños endurecen las medidas de control en la previa de los feriados y vuelven a pedir que “los turistas no vengan”.

Categorías:

En línea con el refuerzo de los controles en las rutas por parte de los Gobiernos Nacional y Provincial, los intendentes de la Costa Atlántica bonaerense ya blindan sus distritos y piden que “los turistas no vengan en Semana Santa”.

Sucede que, como todos los años este jueves es día no laborable –es decir que definen los empleadores- y el viernes santo es feriado, por lo que rigen las normas legales que en un descanso dominical.

- Publicidad -

Por eso, para evitar el caos que se vivió en las horas previas a que se disponga la cuarentena total el 20 de marzo con extensas colas y hasta disturbios en los ingresos de los municipios costeros, los alcaldes pusieron manos a la obra.

Uno de ellos es Guillermo Montenegro, de Mar del Plata, que prometió denunciará ante la Justicia a aquellos que violen el aislamiento obligatorio y que será inflexible en los controles vehiculares.  

En Semana Santa tampoco queremos que vengan. Esta actitud, puede parecer antipática pero es para cuidar a los marplatenses. "Ya volverán los tiempos en que todos puedan disfrutar de la ciudad más linda del mundo", señaló.

- Publicidad -

Por su parte, el intendente de La Costa Cristian Cardozo adelantó que también endurecerán “las medidas de control en los accesos” de San Clemente del Tuyu, del camino viejo a la altura de Santa Teresita y de Nueva Atlántis.

 “Tomamos la definición de estar más estricto en el control de los permisos para ver si realmente están fundamentados o no”, señaló a Diputados Bonaerenses la Secretaria de Protección Ciudadana y Ordenamiento Urbano, Daniela Giménez.

Asimismo, Cardozo definió después de una reunión de Gabinete establecer una suerte de “aislamiento comunitario” para que las personas no circulen de una localidad a la otra y reducir el horario comercial de 9 a 17 horas.

Ese sendero también transitó el mandamás de Villa Gesell, Gustavo Barrera. Allí se redujo el horario de ingreso de los camiones de abastecimiento de mercadería que solo podrán entrar de 7 a 14 horas.

El mismo plazo tendrá los residentes de ese distrito para ingresar o salir del partido y se implementará un “nuevo sistema para las personas que viajen a trabajar a otras localidades”.

Por su parte, su vecino Martín Yezza de Pinamar también dispuso endurecer los controles vehiculares para “evitar que cualquiera que no tenga el permiso pueda ingresar al partido”.

Vale recordar que en ese municipio están completamente bloqueados tres de los cuatro accesos, mientras que el restante es controlado por la Policía Vial de la provincia de Buenos Aires.

“Les pedimos a los ciudadanos que no vengan a Pinamar, para cuidar a sus familias y a nosotros. Ya van a venir los días para que nos encontremos, esto exige un esfuerzo entre todos”, sostuvo Yezza.

Más Leídas

Destacadas