jueves, junio 13, 2024

Intendentes opositores piden $1.000 millones más por CUD y definir el reparto de fondos

Fue durante un encuentro entre los alcaldes opositores y el primer mandatario bonaerense Axel Kicillof en Casa de Gobierno.

Categorías:

Intendentes opositores fueron este martes hasta Gobernación para reclamarle a Axel Kicillof un auxilio económico para el pago de salarios y un mecanismo de distribución del Fondo de Emergencia de $4.000 millones que elimine la “discrecionalidad”.  

Al encuentro, asistieron los representantes del Pro Jorge Macri (Vicente López) y Julio Garro (La Plata), el peronista Manuel Passaglia (San Nicolás) y presidente del Foto de Intendentes Radicales Miguel Fernández (Trenque Lauquen).  

- Publicidad -

Sucede que, la Provincia ya liberó $1.000 millones, a repartir por el coeficiente del Código Único de Distribución (CUD) y otorgó otros $3.000 millones en préstamos a tasa cero y a devolver en 18 meses, que aún hoy son esperados por los alcaldes para la liquidación de sueldos.

Sin embargo, desde todo el arco opositor consideran que “no alcanza”. “Pedimos aumentar los $1.000 millones que llegaron por CUD y revisar el criterio de distribución del préstamo porque no puede ser que haya distritos que no les llegue”, dijo uno de los alcaldes que participó de la reunión en Casa de Gobierno.

En este sentido, Garro dijo que le platearon al Gobernador la realidad de los municipios con respecto a la caída en sus recaudaciones propias y la coparticipación provincial, un combo que hay que atender y que “está generando muchísima dificultad para afrontar los gastos corrientes”.

“Creemos que es importante poder mantener esta mesa de diálogo constructivo. Desde el primer día nos pusimos a disposición, dejando de lado las diferencias políticas, para trabajar en conjunto y poder hacerle frente a esta situación”, completó el jefe comunal platense.

- Publicidad -

La semana pasada el Gobierno oficializó un Fondo Especial de Emergencia Sanitaria para la contención Fiscal Municipal de $9.000 millones para mayo y los intendentes aspiraban conseguir algo de ese reparto. Sin embargo, con los primeros $3.000 de abril algunos siguen a la espera y otros se quedaron con las manos vacías.  

“Necesitamos que independiente de la coyuntura financiera de los municipios, todos reciban la ayuda porque la coparticipación cayó 50% y un número similar de la recaudación propia de las comunas”, dijo a este medio el mandamás de Rauch Maximiliano Suescun luego del encuentro que mantuvo el Foto de Intendentes Radicales con el ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro.  

Lo cierto es, que 40 de los 135 municipios ya tienen problemas para pagar sueldos y de ellos 28 corresponden a las comunas de Juntos por el Cambio que no recibieron nada del salvataje económico del Gobierno. Se estima que el mes entrante sean 90 las comunas con dificultades para liquidar haberes.

Una de las localidades apremiadas por la “discrecionalidad” del envío de fondos es Bahía Blanca. El jefe comunal Héctor Gay dijo este medio que “somos uno de los municipios que nos asignaron $0 de esos $3 mil millones y por eso este mes tuve que pagar el 70% de los sueldos”. “Entendemos que no es lógico esto”, apuntó.   

Por eso manifestamos el mal estar y estamos esperando entre hoy y mañana alguna novedad, pero independientemente de lo pase sólo le vamos a pagar el 100% al personal de salud porque no tenemos tiempo para revertir la liquidación”, agregó el alcalde bahiense.

En rigor, los intendentes de Juntos por el Cambio vienen insistiendo con el reclamo de que dicho fondo de $4.000 millones para paliar la caída de la recaudación por la pandemia de coronavirus, sea repartido a través del Coeficiente Único de Distribución (CUD).

Si fuesen los $4.000 millones por CUD a nosotros nos tocan $56 millones que es lo que perdimos de coparticipación y nos bancaríamos la caída de la recaudación propia, pero de los $1.000 millones nos tocó 14 millones; evidentemente los números no dan”, expresó con bronca Gay.

Similar es la situación que atraviesa el también cambiemita, Arturo Rojas en Necochea, quien vio caer la coparticipación de 41 millones en enero a 5,8 millones en abril. “La localidad vienen atrasada hace varios meses y tenemos un gasto fijo de 80 millones”, explicó a Diputados Bonaerenses.

La localidad costera pidió el tope estipulado en la resolución del Gobierno para la distribución del préstamo de $3.000 millones, que son alrededor de $63 millones por el porcentaje neto de la masa salarial de la comuna. “Para el pago de salarios dependo pura y exclusivamente del crédito”, enfatizó Rojas.   

No le pagamos a concejales, funcionarios, desde febrero no pagamos horas extras, no pagamos liquidación de los guardavidas, no pagamos ayuda escolar, arancelamiento hospitalario, estamos dentro de los más complicados”, describió el jefe comunal que espera el depósito para asumir los compromisos. 

A 96 kilómetros de distancia, el intendente de Balcarce Esteban Reino consideró que “la provincia tiene que recuperar lo perdido por coparticipación, porque en mi caso estimé gastos por $48 millones y voy a recibir poco más de $20 millones con el fondo especial de emergencia”.

Y más en las localidades que tenemos hospitales municipales que requieren especial atención y asistencia en medio de la pandemia de coronavirus”, completó el radical, quien además pidió 16 millones a préstamo para hacer frente al pago de salarios.

En concreto, desde un sector de la oposición pidieron eliminar la “discrecionalidad objetiva” utilizada por el gobernador Axel Kicillof para definir el destino de los fondos y que independientemente de la coyuntura financiera de los municipios todos reciban asistencia para el combate de la pandemia.

Más Leídas

Destacadas