lunes, mayo 16, 2022

Kicillof cedió fondos para intendentes y obtuvo aval para tomar deuda por USD 500 millones

Entrada la madrugada de este viernes la Cámara alta convirtió en ley el proyecto que recibió un conjunto de cambios.

Finalmente luego de dos semanas de intensas negociaciones, la Legislatura de la provincia de Buenos Aires sancionó la Ley de Financiamiento girada por Axel Kicillof, que recibió un conjunto de modificaciones a partir del acuerdo con los bloques opositores.

En rasgos generales al texto original se le añadieron precisiones sobe los destinos de la toma de deuda por USD 500 millones con organismos internacionales y de los USD 250 millones tomados por la gestión de María Eugenia Vidal que se podrán redireccionar.

- Publicidad -

También se incluyó en la pulseada, por reclamo de la posición, un Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) de $2.000 millones y Fondo Covid-19 por otros $3.000 millones (a pagar 50% retroactivo a julio y el resto a agosto) para asistir a los 135 intendentes bonaerenses.

Entrada la madrugada del viernes fue la Cámara de Senadores la que ratificó por unanimidad el texto aprobado unas horas antes en la Cámara baja.

Tal como consignó este portal, en ambos recintos se valoraron los acuerdos políticos alcanzados, después de los chispazos de la semana pasada donde las bancadas mayoritarias, del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio, no lograron arribar a un consenso.

En Senadores fueron seis los oradores los que se hicieron cargo de confrontar posiciones. El miembro informante fue el senador Marcelo Feliú que hizo un extenso repaso del proyecto y planteó una mirada más amplia de sus alcances.

- Publicidad -

En lo central el bahiense relacionó la sanción con la decisión de Kicillof de “darle un perfil sostenible a la deuda, y avanzar en una provincia económicamente, financiera y sobre todo socialmente viable”.

 

 

Párrafo seguido, Feliú fue más allá y marcó que la aprobación de la Ley de Financiamiento significa el puntapié para “reencauzar los compromisos de la deuda bonaerense en sintonía con la reestructuración que logró el Presidente de la Nación”.  

En tanto, por Juntos por el Cambio el presidente de la bancada Roberto Costa valoró el “ida y vuelta, y el feed back entre los diputados y senadores” y que en “11 días se haya logrado un consenso importantísimo”.

Nuestro espacio eligió dejar de lado muchas de las cosas que se dijeron de más  o que se escribieron en algunas redes sociales para seguir trabajando para generar herramientas que mejoren la vida de nuestros vecinos”, cuestionó Costa.

 

 

En esa línea, el senador destacó que se hayan tomado “nuestras inquietudes hayan sido tenidas en cuenta y que se haya reconocido el justo reclamo de los municipios” y remarcó “por sobre todas las cosas celebro que haya triunfado la palabra porque en esta casa se discute, se acuerda y se llevan adelante las leyes que regulan y cambian la vida de los bonaerenses”.

Además del FIM y el Fondo Covid-19, los intendentes consiguieron que se abra una mesa de negociación para cancelar deudas que la provincia mantiene con los municipios por $1.200 millones.

Por la bancada de Juntos por el Cambio los otros dos senadores que tomaron la palabra fueron el radical Agustín Máspoli y el lilito Andrés de Leo.

Esta es la casa en la que tenemos que trabajar para llegar a los acuerdos. En esta semana nos acusaron de irresponsables y poner palos en la rueda”, criticó de Leo apuntando los cañones al jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, que llevó adelante las objeciones más fuertes al primer rechazo al proyecto.

 

 

 

El lilito aclaró que “siempre dijimos que íbamos a acompañar pero también controlar por el mandato de la ciudadanía y mantener el compromiso con los intendentes”.  

En tanto, quien tuvo la última réplica sobre la sanción de la ley fue el presidente del bloque del Frente de Todos, Gervasio Bozzano, quien cuestionó la toma de deuda durante del Gobierno de Cambiemos.

Estamos muy esperanzados en llegar a buen puerto en la reestructuración de la deuda como a nivel nacional. Ese fue el camino hasta hoy. Ahora estamos ante un proyecto lógico, sensato y responsable, mientras que el modelo de Cambiemos, fue de deuda insostenible, tarifazos, inflación y desempleo”, respondió Bozzano.

En ese sentido, el camporista señaló que “el pueblo nos puso en la responsabilidad e retomar una senda de crecimiento y de ponerla en marcha” aunque reparó en que “al poco tiempo nos encontramos con una pandemia considerada por algunos como la peor catástrofe económica de los últimos 100 años”.  

 

 

La provincia de Buenos Aires necesita del oficialismo y de la oposición que encima es mayoritaria”, redondeó Bozzano.

Como se dijo, dentro de las negociaciones se incluyeron un FIM por $2.000 millones, un fondo Covid-19 por $3.000, y la apertura de una mesa de discusión para resolver los $1.200 millones que la Provincia debe a los municipios.

Por otra parte en el texto, además de autorizar la toma de USD 500 millones con organismos internacionales y redestinar otros USD 250 millones, se solita la autorización para endeudarse por $20.000 millones en “bonos proveedores” y para emitir Letras del Tesoro por hasta $8.000 millones, para tener liquidez en el mercado local.

Otro de los puntos en debate fueron la devolución de los $4.500 que otorgó Kicillof a los municipios para afrontar el pago de sueldos: habrá un período de gracia hasta el 31 de diciembre de 2020 y se podrá devolver en 18 cuotas. Se trata de una pelea que quedó abierta para cuando se discuta el Presupuesto.

 

 

DEBATE EN DIPUTADOS

 

 

Unas horas antes la ley de Financiamiento reclamada por Kicillof para atender la crisis sanitaria, realizar obra pública y afrontar pagos con los proveedores estatales, había sido aprobada por la Cámara de Diputados.

El miembro informante en este caso fue el diputado del Frente de Todos Juan Pablo de Jesús.

Pudimos darle un marco de trabajo a lo largo de estos días y es un proyecto que contiene normas que hacen a autorizaciones de endeudamiento y en particular que refinanciar deudas de los municipios con la Provincia, para traer alivio a las finanzas”, señaló De Jesús.

 

 

El ex intendente de La Costa también remarcó el proceso de negociación. “Quiero plantear lo positivo que fue llegar a este acuerdo y la manera en la que hemos llegado, con mucho trabajo y mucho consenso, con una gran voluntad del Gobernador y los diferentes bloques de la cámara para dotar a la provincia de herramientas para afrontar la situación económica”, concluyó.

A continuación, el presidente de bancada de Juntos por el Cambio Maximiliano Abad sostuvo que “llegamos a esta sesión después de lograr mejorar y perfeccionar un proyecto que autoriza a la deuda, pero el objetivo es dar recursos a los municipios para enfrentar la pandemia”.

 

 

Vemos con alegría que se haya podido incorporar en este debate que los municipios reciban millones de pesos para julio y agosto porque ahí está la respuesta a los vecinos. Vemos positivo que se haya postergado el plazo de pago de los créditos. Son importantes las mesas de trabajo en Economía e Infraestructura, por eso no podíamos acompañar la semana pasada, porque no estaban estas modificaciones, por eso nos da alegría que eso se haya revertido”, completó Abad.

De la vereda de enfrente, el titular del bloque oficialista Facundo Tignanelli se mostró duro con el bloque amarillo por no acompañar la propuesta del Ejecutivo de la semana pasada y dijo que “hoy se impone una lógica donde prima la responsabilidad política, no se puede retrasar elementos que necesita un Gobierno para enfrentar esta situación”.

Entiendo que en el fragor de la política la exgobernadora haya convocado a buscar votos en el marco de la pandemia con total irresponsabilidad, pero quiero recordar que en mayo de 2016 Vidal enviaba una carta a Emilio Monzó solicitando una reunión para que diputados nacionales acompañen un pedido de fondos al gobierno nacional. Esa es una diferencia, Kicillof no tuvo que mandarle una carta a Massa para que Fernández mande fondos, fue una decisión política”, sentenció Tignanelli.

 

 

A su turno, el legislador cambiemita, Daniel Lipovetzky, resaltó que “los acuerdos a los que hemos llegado son muy importantes porque fueron descriptos muy bien por el diputado preopinante”. “La pandemia agravó las desigualdades de nuestro país pero no hay que seguir por ese rumbo, hay que solucionar los problemas de los bonaerenses”, enfatizó.  

Cuestionamos algunos artículos que tenía el proyecto enviado por Kicillof y creemos que los municipios son la primera puerta de los vecinos, por lo tanto, es importante considerar que en la toma de deuda hay que tener en cuenta la situación de los 135 municipios. Las modificaciones al proyecto original es un avance y por eso vamos a acompañarlo”, destacó Lipovetzky.

 

 

Por último, desde Cambio Federal, Walter Carusso, consideró que “nos hubiese gustado que tengan más recursos los intendentes, pero se han tomado en cuenta varios de los proyectos que presentamos para que tengan asistencia, como fue el cambio en el artículo 1, que manifiesta el pago a partir de enero de 2021”.

Debido a la situación económica que padece la provincia y los intendentes, cuando tratemos el Presupuesto vamos a tratar de que esa deuda sea condonada. Seguimos insistiendo con el Fondo Hospitalario para quienes tienen hospitales municipales y ven afectados sus presupuestos de salud que pasó del 30% al 70%, hay una diferencia grande con los que tienen hospitales nacionales y provinciales, eso impide desarrollar las demás actividades, es una lucha que vamos a seguir”, cerró.  

 

***

Más Leídas

Destacadas