domingo, octubre 17, 2021

La dura campaña del diputado Lipovetzky: “Este negocio cerró sus puertas por culpa de Kicillof”

El diputado platense recorrió la larga lista de bares y restaurantes de la capital provincial que debieron bajar sus persianas por la pandemia.

En la previa a un nuevo fin de semana de confinamiento estricto para frenar la circulación de personas en la provincia de Buenos Aires, el diputado platense de Juntos por el Cambio Daniel Lipovetzky lanzó una dura campaña para visibilizar el daño de las restricciones.

Lipovetzky, realizó una recorrida por los bares y restaurantes de la capital bonaerense que bajaron sus persianas por la “cuarentena eterna”.  “En este marco no es apropiado que los fines de semanas pida el gobernador cerrar, porque no existe un argumento para seguir perjudicando al sector gastronómico”, apuntó.

A fines de abril, la Fundación FundPlata realizó un informe sobre el cierre de comercios pertenecientes a todos los rubros en el casco urbano y la periferia de La Plata, el cual arrojó que un 20,07% se encuentran cerrados o en alquiler, y hubo una desaceleración de cierres del 11,67% con respecto a noviembre de 2020.

Para visibilizar la cruda realidad que viven muchos de los emblemáticos comercios de la ciudad de las diagonales, el diputado arrancó la campaña: “Este negocio cerró sus puertas por culpa de Kicillof”. 

“Seguimos recorriendo los lugares que cerraron en este año y medio de pandemia y un claro ejemplo, es el de la Cervecería Alemana, un lugar característico de nuestra ciudad, que por más de 90 años fue disfrutado por varias generaciones de vecinos platenses y que cerró, producto de la cuarentena eterna de Axel Kicillof”, sentenció.

 

 

Es preciso mencionar, que el mismo Lipovetzky ingresó el mes pasado un proyecto de ley para que se declare al sector gastronómico en emergencia ante la pandemia de coronavirus.

“Debemos destacar que el sector gastronómico merece una atención especial, ya que a nivel nacional genera más de 650 mil puestos de trabajo, y en la provincia de Buenos Aires también representa una significativa cantidad de empleados del sector privado”, reflejó el legislador.

 

 

La iniciativa, que tuvo el acompañamiento de todo el bloque de Juntos por el Cambio, plantea exenciones fiscales para bares, restaurantes, confiterías o cafeterías y comercios de expendio de alimentos y/o bebidas para consumo dentro o fuera del mismo.

“Con el objetivo de que lugares como Floyd, Mirapampa, Bar Imperio, entre otros, que debieron cerrar sus puertas no terminen igual y en ayuda a sus trabajadores es que presentamos este proyecto en Cámara de Diputados”, enfatizó el legislador este jueves.

 

 

El texto, también incluye a quienes brindan servicio de catering y salones para eventos que no hayan podido desarrollar total o parcialmente sus actividades debido a las restricciones impuestas por el gobierno nacional o provincial.

“Proponemos una serie de medidas que tienden a promover el sostenimiento económico-financiero y brindar beneficios impositivos para el sector, como exenciones de ingresos brutos, implementación de líneas de crédito a tasa cero y eximición del impuesto inmobiliario”, concluyó Lipovetzky.

Más Leídas

Destacadas