martes, octubre 19, 2021

La mano derecha de Garro se arrepintió del torpe ataque al acto de Facundo Manes en La Plata

El Secretario de Coordinación de La Plata, Oscar Negrelli, había usado las cámaras del Municipio para ningunear el acto del neurocientífico en la capital provincial.

Categorías:

La Plata es uno de los municipios donde más ataques recibió el precandidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires por Dar El Paso, Facundo Manes: hubo un centenar de banner destruidos, otros tantos pasacalles y la vandalización de un comité inaugurado hace algunos días.

Contrariamente a lo que se podría creer, el radicalismo no sindica a ninguna vertiente del peronismo como responsable de la campaña sucia sino al propio intendente de La Plata, Julio Garro, quien impulsa a sus candidatos en la lista que lidera Diego Santilli y se juega una parada importante en estas elecciones 2021.

En ese sentido, en las últimas horas la torpeza de un alto funcionario platense sembró todavía de más sospechas sobre la responsabilidad de Garro en los ataques. Fue el secretario de Coordinación y mano derecha del intendente, Oscar Negrelli, quien abiertamente salió a atacar el acto que Manes encabezó el sábado pasado en La Plata.

En concreto, el funcionario usó una cámara de seguridad del Municipio para mostrar una imagen que daba cuenta de una escasa concurrencia al acto de Manes y la contrapuso con las fotos de un matutino platense que indicaba lo contrario. “¿Mismo acto?”, se preguntó con ironía el ex lilito.

La actitud de Negrelli despertó una oleada de repudios del radicalismo platense, el cuestionamiento abierto de los precandidatos seccionales y locales del neurocientífico, y una furiosa respuesta del histórico matutino platense. Dos días después llegó el arrepentimiento del secretario de Coordinación

“Mis sinceras disculpas a la UCR platense y en el nombre de Diego Rovella y Claudio Frangul a todos los integrantes de la lista por mi tweet en el cual reflejé un comportamiento inadecuado y fuera de lugar. Hago extensivas las disculpas al medio gráfico”, se expresó tardíamente.

 

 

En ese contexto, el ofensivo mensaje de Negrelli muestra cabalmente el espíritu de nerviosismo que se respira en el Palacio Municipal de calle 12 por el crecimiento de Manes en las encuestas locales, que lo ubican como ganador en la Octava sección electoral, y abren un juicio de valor sobre la sinceridad del pedido de disculpas. También abre la pregunta si la respuesta es para el radicalismo o el diario platense. 

Una de las que mejor sintetizó los motivos del ataque fue la precandidata a diputada provincial por la Octava sección, Barbara Drake. “Aprendí a no hablar de los contrincantes porque, de hacerlo, crecen en conocimiento y en votos. Sólo hablábamos de ellos cuando sabíamos que podían ganarnos”, objetó. La lectura es precisa.  

 

 

Este medio ya contó que el propio Negrelli hace algunas semanas encabezó una reunión en el Salón Dorado del Palacio Municipal con los integrantes de la gestión PRO para obligarlos a confeccionar a cada uno una lista de 100 personas que votaran a los candidatos de Garro. Es apenas un botón de muestra. 

Otro de los candidatos de Manes que fue tajante fue el concejal y aspirante a la Legislatura bonaerense, Claudio Frangul: “Para menospreciar el acto de Manes el Municipio tiene imágenes, pero no las hay para esclarecer los actos de vandalismo a nuestra cartelería, como venimos pidiendo desde hace 17 días”.

 

Facundo Manes con uno de los banner vandalizados en La Plata. 
 

En rigor, La Plata es uno de los municipios bonaerenses que más interés suscita en la interna de Juntos. Por caso, Facundo Manes le otorgó una importancia superlativa, dado que fue el único distrito que visitó tres veces durante la campaña electoral e incluso que eligió para montar el bunker donde esperará los resultados el domingo.

Falta horas apenas para que se conozca el veredicto de los platenses sobre los candidatos de Manes y los de Garro. En caso de que el intendente PRO salga derrotado, además de un fuerte mensaje de los vecinos, será una pérdida de poder en el territorio que comanda, con todos los recursos y cámaras de seguridad a su favor.

Más Leídas

Destacadas