viernes, enero 28, 2022

La Plata: el sacerdote acusado de abuso pidió un análisis mental de la chica que lo acusó

La defensa del cura Raúl Sidders, detenido y procesado por abuso sexual, solicitó una batería de medidas de prueba.

Categorías:

La defensa del cura, Raúl Sidders,  el ex profesor del colegio platense San Vicente de Paúl que fue detenido y procesado por abuso sexual a una exalumna, solicitpo una batería de medidas de prueba, entre ellas sobre el estado de salud mental de la joven que lo acusó.

"Más allá del dolor y sufrimiento que me generan las quiméricas acusaciones de las que soy objeto, tengo la firme convicción de que la verdad tarde o temprano saldrá a la luz y se demostrará que soy inocente respecto de los hechos que falsamente me imputa (la denunciante)", afirma el acusado en el documento.

- Publicidad -

La defensa también requirió al fiscal que le solicite, los datos de los médicos que atendieron en la adolescencia a la joven, psicólogos y psiquiatras y que se aporten todos los datos relacionados al primer novio sobre quien la denunciante hizo un relato de índole sexual sobre el que detalló "ese día no me lo voy a olvidar nunca más, fue horrible".

En el escrito de 22 fojas, difundido por 0221.com.ar, la defensa hace un pormenorizado relato de la versión de esa parte. “Jamás llevé a cabo ninguno de los actos con connotación sexual que me endilga la denunciante”, señala.

“No solo no es cierto, sino que resulta imposible, porque nunca estuve a solas con ella; menos aún que en las confesiones le haya preguntado a (…) –o cualquier otra/o alumna/o– sobre sus costumbres sexuales”, agrega el texto.

Para el acusado los hechos relatados por la joven son falsos, adjudicando la misma a la vaguedad de las descripciones de los sitios claves del colegio donde supuestamente se desarrollaron los hechos denunciados. Es este el principal factor que encuentra el sacerdote para indicar que los hechos nunca ocurrieron.

- Publicidad -

“Para poder demostrar mi inocencia, desde ya solicito se haga lugar a todas las medidas de prueba que propongo. Así, con su producción, indefectiblemente quedará al descubierto su mendacidad”, sostuvo el sacerdote

Según la acusación, el cura abusó de la menor en varias oportunidades cuando tenía 11 años, por ejemplo le hacía colocar sus manos dentro de los bolsillos de la sotana para sentir su pene erecto en medio del patio del colegio en los recreos.

“Asimismo, y en las habituales ocasiones en las que recibía el sacramento de confesión, corrompió a la menor mediante explicaciones personalísimas sobre cómo masturbarse, realizar sexo oral y mantener relaciones sexuales con acceso carnal con su novio", se detalla en el expediente.

Al respecto, Sidders alegó que “al colegio concurren cientos de chicos, profesores y preceptores”. “Es imposible que algo como lo relatado haya sucedido sin que nadie se enterara hasta la presentación de esta denuncia”, apuntó.

El acusado fue capellán general del colegio San Vicente de Paúl y según la denuncia entre los años 2004 y 2007 abusó de la denunciante que hoy tiene 27 años. Cabe recordar, que al sacerdote lo apodaban “frasquito” entre sus estudiantes porque obligaba a los varones a masturbarse y a guardar las eyaculaciones en frascos.

Más Leídas

Destacadas