miércoles, agosto 17, 2022

La Plata: familias del jardín N°5 denuncian que “los trabajadores abandonaron la obra”

Desde la comunidad educativa del centro educativo de Altos de San Lorenzo, que está en construcción desde 2018, aseguran que el municipio no le paga a la empresa.

Categorías:

A pesar de las manifestaciones de padres, vecinos y docentes frente a la Municipalidad de La Plata, la comunidad educativa del jardín N°5 de Altos de San Lorenzo está abandonada por la gestión del intendente macrista Julio Garro y los 300 alumnos corren riesgo de no continuar las clases.

“Nos dijeron que al volver de las vacaciones de invierno del año pasado íbamos a arrancar en 82 y 27 pero no es un jardín, es un comedor que no tiene patio, tiene una escalera que no está adecuada, les roban los materiales a las maestras, les quieren poner baños químicos y la reparación de 90 días se hizo un año y medio”, denunciaron las madres en diálogo con Diputados Bonaerenses.

- Publicidad -

El establecimiento, dependiente del gobierno local, está ubicado en calle 23 entre 85 y 86 pero como no puede ser utilizado, hoy se están usando las instalaciones de una ONG a pocas cuadras, pero que quedan muy chicas para los alumnos y docentes que trabajan allí.

La semana pasada habían anunciado que las clases para los niños entre 2 y 5 años iban a suspenderse pero la directora de la institución, Mónica Ornani, dijo que ella no puede suspender la continuidad del trabajo y tampoco alentó una nueva movilización.

“Seguimos igual, estaban los trabajadores pero se fueron ayer y dicen que no les pagan. El delegado de calle 80 para abajo no pisa, el barrio es tierra de nadie. Las clases se están dando por orden de la directora, el lunes hubo una reunión pero no llegaron a nada”, señaló la vecina Ana Roldán.

- Publicidad -

En tanto, los problemas no se detienen y los niños y docentes también están afectados por la contaminación del agua en el barrio, que no se puede consumir, por lo que tienen que comprar bidones con su propio dinero porque la Municipalidad no los provee.

“Desde el año pasado, la cooperadora compra bidones de agua porque está contaminada con bacterias, incluso las maestras pusieron dinero de sus bolsillos. Supuestamente la Municipalidad ya bajó la plata para la obra pero los trabajadores dicen que no les pagaron”, concluyeron.

Más Leídas

Destacadas