jueves, mayo 19, 2022

La Plata: toman de rehén a un guardia durante un motín en el Instituto de Menores Almafuerte

Un grupo de adolescentes alojados exigieron poder ver a sus familiares en medio de la pandemia del coronavirus.

Categorías:

Un grupo de adolescentes alojados en un instituto de menores de la ciudad de La Plata tomó como rehén a un guardia para reclamar que se restablezcan las visitas de familiares, suspendidas por la pandemia de coronavirus.

Según informaron fuentes policiales, el hecho se registró en el Instituto de máxima seguridad "Almafuerte", ubicado en la calle 520 entre 182 y 183 de  la localidad de Abasto, en el partido bonaerense de La Plata.

- Publicidad -

La protesta se inició este domingo pasadas las 21 horas, cuando 15 jóvenes alojados allí, de entre 18 y 19 años, redujeron al guardia Cristian Jumilla, exhibiendo armas de fabricación casera, “facas y púas”.

El Organismo de Niñez y Adolescencia informó que los internos reclamaban” contacto con sus familiares y visitas”. En un video, algunos de los jóvenes también pidieron mejores condiciones y hasta la liberación.

“Si bien los jóvenes han tenido la contención de los trabajadores, el equipo técnico del dispositivo y los llamados de sus afectos, estos cuatro meses de aislamiento han profundizado la ansiedad que ya agudiza la privación de libertad”, explicaron desde el Organismo.

Asimismo, resaltaron que “la Provincia, el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad y el Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia vienen trabajando en un esfuerzo conjunto, para revertir las problemáticas heredadas históricamente del Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil”.

- Publicidad -

De inmediato se hicieron presentes en el lugar autoridades del juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil y del área de Minoridad bonaerense, quienes iniciaron un diálogo con los jóvenes, para que depongan su actitud.

Poco después los jóvenes liberaron al trabajador, quien fue asistido por personal de SAME debido a su estado de shock y más tarde, el personal del instituto retomó el control del pabellón, según relató la policía.

El hecho, que no pasó a otros pabellones del instituto, fue caratulado como "amenazas y privación ilegítima de la libertad" y es investigado por el fiscal penal Juan Condomí Alcorta, que fue uno de los intervinientes para que liberen al empleado.

Más Leídas

Destacadas