sábado, octubre 16, 2021

La Plata: un funcionario de Julio Garro a cargo de la noche chocó borracho con un auto oficial

Se trata de Gustavo Gorrini uno de los encargados de la recaudación nocturna de la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano. Se encontraba junto a otra pieza clave del esquema de relación con los boliches, el ex comisario Javier Fredes.

Categorías:

Un funcionario clave del intendente de La Plata, Julio Garro, en el esquema de recaudación nocturna, una de las cajas más relevantes de la Subsecretaría de Convivencia y Control Ciudadano protagonizó un verdadero escándalo este fin de semana, que se mantuvo oculto entre los entretelones del poder platense.

Se trata de Gustavo Gorrini, supervisor general de inspección de la Subsecretaría de Convivencia y Control Ciudadano, yerno de uno de los dirigentes que integra la Comisión Directiva del Sindicato de Trabajadores Municipales de La Plata, que conduce Darío Alfano, y relacionado a la UOCRA platense, quien generó un desastre vial en pleno estado de ebriedad.

Al momento del choque Gorrini se encontraba junto al director de Nocturnidad de la cartera platense, Javier Fredes, un ex comisario de la Policía bonaerense con sobrada experiencia en tareas de cobranza en municipios calientes del Conurbano bonaerense, a bordo de la camioneta Ford Ranger oficial Movol 015.

Los funcionarios de Julio Garro en completo estado de ebriedad impactaron con el vehículo oficial destinado a las cobranzas nocturnas en 14 66 y 67 contra una camioneta Eco Sport, que pertenece a una persona discapacitada y luego contra un Peugeot 504, de otro vecino platense.

 

 

Más allá del escándalo que significa que altos funcionarios de la subsecretaría a cargo de velar por la convivencia y control ciudadano de la capital provincial paradójicamente manejaran y chocaran borrachos con una camioneta oficial, hubo otra serie de irregularidades que llamaron la atención.

Por caso, el supervisor general de inspección de la Subsecretaría de Convivencia y Control Ciudadano y hombre cercano al sindicalista Darío Alfano, Gorrini, no portaba la licencia de conducir a la hora del peligroso siniestro vial. Se tratan de los funcionarios que Julio Garro y su secretario Darío Ganduglia pone a cargo para “cuidar” a los platenses.

Del escándalo también participó Fredes, un ex comisario de la Policía Bonaerense con más de una década a cargo de las zonas más complejas del sur del Gran Buenos Aires con una fuerte impronta de recaudador, que también tuvo paso en la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (APreViDe).

 

Darío Ganduglia, Néstor Pulichino y Javier Fredes con comerciantes de calle 12. 

 

En rigor, Gorrini y Fredes venían de una noche realmente larga. No sólo por la maratón de cobranzas que desplegaron como todos los fines de semana, sino por el “banquete” con el que lo esperaban en el boliche “La Reina”, la última parada de la recorrida nocturna de los funcionarios de Julio Garro.

Vale recordar que el boliche “La Reina” está íntimamente relacionado con el nombre de Rubén Orlando “Tucumano” Herrera, un histórico pesado de la barra de Estudiantes de La Plata, que por estas horas cumple condena en una celda. En el “club nocturno” de Camino Centenario a los funcionarios se lo esperaba con los brazos abiertos.  

De acuerdo a lo que pudo reconstruir este medio, el preludio del grave siniestro vial que el intendente Julio Garro se ocupó de tapar hubo todo tipo de condimentos: drogas, alcohol y música a todo volumen. El resultado fue otro oscuro capítulo para la gestión municipal.

Más Leídas

Destacadas