martes, mayo 17, 2022

Legisladores oficialistas y opositores analizan el primer año de gobierno de Axel Kicillof

Desde el Frente de Todos destacaron las medidas durante la pandemia, mientras Juntos por el Cambio elevó críticas.

Se cumple un año de la asunción de Axel Kicillof como gobernador de la Provincia de Buenos Aires en medio de una situación mundial y nacional por demás compleja producto de la pandemia del coronavirus y la crisis económica global.

En ese sentido, Diputados Bonaerenes consultó a legisladores bonaerenses del oficialismo y la oposición para conocer sus posturas en cuanto a los diferentes puntos de la gestión que atravesaron el Gobernador y sus ministros en este 2020.

- Publicidad -

El primer año de gobierno de Axel Kicillof estuvo marcado por la gestión, cada uno de los problemas que se presentaron, novedosos y estructurales que arrastraba la provincia, se generaron políticas concretas para dar respuestas”, aseguró el diputado oficialista Juan Miguel Gómez Parodi a Diputados Bonaerenses.

En ese sentido, el joven diputado de Tres de Febrero, manifestó que algunos de esos problemas estructurales tenían que ver con situaciones pendientes desde hace muchos años como es el caso de la falta de viviendas.

En el caso del acceso a la vivienda se generó un proyecto muy ambicioso para crear 83 mil lotes con servicios, miles de viviendas nuevas; en materia de salud se efectuó una política contundente para robustecerlo y que ningún vecino de la Provincia tuviera que esperar sin ser atendido”, subrayó.

El legislador coincidió con lo expuesto en variedad de oportunidades por el propio Gobernador y su jefe de Gabinete, Carlos Bianco, en que los planes de gobierno cambiaron de manera radical.

- Publicidad -

No es la agenda que se tenía en mente, pero que se tuvo que amoldar en este año tan especial. La agenda del año que viene es la de la reactivación productiva, de la recomposición del salario e ir por la senda del crecimiento”, manifestó Gómez Parodi.

 

 

De parte de Juntos por el Cambio, el diputado y vicepresidente I de la Cámara de Diputados, Adrián Urreli, señaló que en el marco de un año tan excepcional, no se pueden destacar muchos puntos de la gestión.

Por estar atravesado por la pandemia, no quedó mucho por evaluar, no se vio una gestión activa que haya empezado con muestras visibles, se dedicaron a marcar cuestiones del pasado con poco tino porque no son ciertas, no hubo grandes transformaciones”, dijo Urreli en diálogo con Diputados Bonaerenses.

Además, agregó que se podría haber hecho mucho más en materia educativa y que “esto agarró a todos por sorpresa pero se podrían haber hecho algunas otras cosas en lo que refiere a la situación económica, se hubieses esperado tener mejores resultados sanitarios, para el Ministerio son buenos pero no es así”.

En otra instancia, marcó que desde el Ejecutivo hay una marcada diferencia entre los intendentes del Frente de Todos y los de Juntos por el Cambio, un hecho que fue criticado a lo largo del año.

 

 

A la vez, su par del Senado y presidente de la Coalición Cívica, Andrés de Leo, aseguró que “fue un año perdido para los bonaerenses, el Gobierno a partir del inventario de la herencia recibida estuvo tres meses buscando instalar una sensación de tierra arrasada sin avanzar con la obra pública”.

Para el legislador bahienese, con la llegada de la pandemia “hubo una política errática para ordenar la salida y hoy estamos asistiendo a una situación económica acuciante, con parálisis de la obra pública, sin haber logrado el resultado sanitario y con un año de tragedia en materia educativa”.

“Hubo errores iniciales respecto de los mensajes contradictorios como en las tomas de tierras, por ejemplo en funcionarios como Berni que decían una cosa y otros que decían otra, lo mismo en materia de seguridad”, manifestó De Leo a Diputados Bonaerenses.

 

 

Desde la vereda de enfrente, la senadora peronista María Reigada manifestó a Diputados Bonaerenses que este primer año “fue terriblemente complejo, no estaba esta pandemia en los planes que afectó la vida de forma total, la respuesta inmediata del Gobernador fue poner en marcha el fortalecimiento de la salud pública, ahora planificando el operativo de vacunación”.

A diferencia de sus pares de la oposición, Reigada enfatizó en que “hay que marcar que no hubo discriminaciones hacia los distritos, sobre todo en la planificación de la obra pública. Todos los recursos van a estar destinados a lo que es prioritario, como fortalecer el sistema educativo y apoyar a los esquemas productivos”.

 

 

“Con todos los proyectos y planes, nos demuestra que el Gobernador tiene acabado conocimiento de lo que necesita la provincia, no se hicieron planes a demanda, sino que se planificó de acuerdo lo que se necesita”, concluyó Reigada.

 

 

 

 

Más Leídas

Destacadas