lunes, agosto 8, 2022

María Eugenia Vidal salió a desactivar el paro de lancheros del Delta bonaerense: crece el malestar

El Ministerio de Trabajo dicto una conciliación obligatoria que forzó a frenar la medida de fuerza. Toma forma un reclamo masivo.

El malestar en las islas del Delta bonaerense sigue creciendo de manera exponencial. A la falta de respuestas del Gobierno de María Eugenia Vidal sobre subsidios en el trasporte fluvial y el naufragio del proyecto elaborado por el bloque de diputados provinciales del massismo, ahora se le suma el reclamo de los lancheros.

En concreto, desde el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) de San Fernando vienen pidiendo por el cumplimiento del convenio colectivo de trabajo. Las protestas incluyen recomposiciones salariales, la manutención, el cumplimiento del franco navegado y compensatorio y elementos de trabajo como ropa.

- Publicidad -

El incumplimiento del convenio colectivo de trabajo es flagrante. No se cumplen cuestiones básicas que hacen a la seguridad y dignidad de los trabajadores. Hay un abandono muy grande en el sector”, destacó en diálogo con Diputados Bonaerenses Cristian Hernán de Corte, secretario general del SOMU local.  

En el Delta hay cerca de 15 mil habitantes, 100 lanchas colectivos y más de 300 trabajadores. Gran parte de los sectores coinciden en denunciar “un grave abandono del Estado”. También hablan de “discriminación”. Sucede que el trasporte fluvial no cuenta con subsidios que sí tiene el terrestre y ni siquiera llega la tarjeta SUBE.

En este marco de desazón, los diferentes sectores empezaron a tejer una alianza estratégica y necesaria. Por eso, desde el SOMU esta semana lanzaron un paro por tiempo indeterminado desde el domingo a las 00 horas, que iba a estar acompañado por un corte de los isleños en la estación fluvial de Tigre.

- Publicidad -

Es un tema muy sensible frenar la actividad y dejar sin trasporte a tanta gente. También las lanchas se usan para trasportar insumos. Eso lo sabemos. Pero ellos (los isleños) entendieron nuestro reclamo y nosotros el de ellos. Los trabajadores de las lanchas en más del 70% son isleños”, explicó De Corte.

Así fue que el ruido rápidamente llegó a Provincia y desde el Ministerio de Trabajo dictaron una conciliación obligatoria que frustró las medidas de fuerza.Lejos de aportar soluciones reales al conflicto, Vidal decidió ocultarlo unos días más. La angustia va creciendo fomentada por el propio Gobierno”, cuestionaron desde Unidad Isleña.

La excusa esbozada por los funcionarios bonaerenses es que el paro –enmarcado en el derecho a huelga- afecta aún más al resentido calendario escolar.Hablan de los docentes, de los más de 35 días de paro, es ridículo. Todos tenemos derecho a manifestarnos. Es un pretexto para esconder la situación”, reforzó De Corte.

En tanto, el municipio de Tigre, comandado por el renovador Julio Zamora también apoya el reclamo. Una de las posibilidades que se baraja es marchar a San Martín, donde el propio gobierno local presentó un amparo reclamando que se cumpla con los subsidios al trasporte fluvial.

No sabemos en qué va a terminar todo esto”, confía con cierto aire de resignación un isleño. Con el paro y corte suspendió producto de la conciliación, los plazos se extienden por seis días. Sin embargo, las fuerzas de los habitantes delta y sus trabajadores ya están desatadas. Como dice el refrán: “cuando el río suena, agua lleva”.

Más Leídas

Destacadas