martes, julio 5, 2022

Maricel Etchecoin Moro, la discípula de Elisa Carrió en la Legislatura bonaerense

Es diputada provincial por Juntos por el Cambio y precandidata a renovar su banca por la Tercera sección electoral. Desde hace 20 años integra el espacio de Elisa Carió, a quien veía en televisión y admiraba. Tiene un perfil vinculado a los derechos de las mujeres, la transparencia y la República. Pasa por la sección Soy tu candidata, Maricel Etchecoin Moro.

Categorías:

Maricel Etchecoin Moro tiene 41 años, vive en la localidad bonaerense de San Vicente, es diputada provincial, precandidata a renovar su banca por la Tercera sección electoral por la lista de Juntos (PRO) en estas elecciones 2021 y una de las mujeres fuertes en la Legislatura bonaerense de la líder de la Coalición Cívica (CC), Elisa Carrió.

Su historia con “La Lilita”, como la nombra de manera cariñosa, es curiosa y la marcó definitivamente su carrera política. En los turbulentos inicios del nuevo siglo, cuando todavía era una joven estudiante de Relaciones Internacionales, Etchecoin Moro veía a una “mujer rubia” en las pantallas televisión con la cual se sentía fuertemente identificada.

- Publicidad -

Fue en ese momento que, sin saberlo, con una compañera de cursada se acercó al espacio que lideraba Carrió. Enseguida se sumaron a trabajar ad honorem sin saber que el destino le depararía una relación de extrema cercanía “la Lilita” a quien ahora considera como uno de los liderazgos con los que se siente representada. Desde ese momento creció y se formó al lado de la dirigente.

En sus pocos momentos libres le gusta andar en bicicleta y sentir el viento en la cara, a la hora de soñar piensa en un San Vicente “mejor” y una autocrítica que formula es haber pensado que “las cosas más sencillas, que el camino para cambiar la realidad era más corto”.

 

- Publicidad -

 

En sus dos mandatos como legisladora bonaerense (2007-2001 y 2017-2021) cultivó un perfil vinculado a los derechos de las mujeres, a la defensa de la República y el ejercicio de la transparencia en la política. Si es que consigue un nuevo mandato quiere profundizar esa línea de trabajo y otras relacionadas con el emprendedurismo, el trabajo y el empleo joven, entre otros.   

En plena campaña electoral, Maricel Etchecoin Moro atiende a Diputados Bonaerenses durante uno de sus tantos viajes por la Tercera sección electoral. La señal es mala pero igual se anima a responder todas las preguntas de la sección Soy tu candidata.

 

 

¿Cuáles son los puntos fuertes de tu trayectoria para tu precancandidatura a diputada provincial?

 

Uno de los valores que tengo es vinculado a que soy mujer y que he trabajado siempre las cuestiones de género vinculados a la integración y a la igualdad de oportunidades.

Además, entiendo que es un desafío poder compatibilizar los diferentes roles que nos tocan en la gestión pública con nuestro crecimiento personal y nuestra familia. Por ejemplo, al ser mamá, impulsé la puesta en marcha de lactarios públicos y privados.

 

 

Y otro punto es la experiencia legislativa porque voy por mi tercer mandato intermitente, el primero de 2007 a 2011, el segundo de 2017 a 2021 y ahora busco como precandidata poder renovar mi banca.

 

¿Cuáles son tus propuestas para llevar a la Legislatura bonaerense?

 

Voy a seguir trabajando con el eje vinculado a los derechos de las mujeres, con el emprendedurismo, en seguir potenciando propuestas vinculadas a fondos económicos de ayuda para capacitación y sostener el empleo.

También voy a seguir manteniendo la agenda de mi espacio, vinculada a la república y la transparencia, todos ejes que trabaje siempre, incluso como integrante la Bicameral de Enjuiciamiento de Jueces y Magistrados.

 

¿Cuál es la situación de las mujeres bonaerenses y cómo impacto la pandemia?

 

Las mujeres trabajadoras se ocupan de las tareas domésticas y de cuidado un 70% más que los varones y ganan un 30% menos que ellos, aunque ocupen los mismos cargos. Solo 2 de cada 10 puestos de máxima decisión están ocupados por mujeres.

El Covid produjo un retroceso de 10 años en los avances de las mujeres en el mercado laboral, forzando a muchas a abandonar el trabajo formal para poder sostener las tareas de cuidado.

Es fundamental y urgente generar políticas públicas que cierren la brecha laboral y salarial de género y elaborar medidas que acompañen a las mujeres trabajadoras para alivianar su carga por las tareas no remuneradas que realizan.

 

¿Por qué y cómo ingresaste a la política?

 

Vengo de un pueblo del interior bonaerense, Florentino Ameghino, donde siempre en la mesa familiar de los domingos, se hablaba de la realidad del país y local. Siempre tuvimos participación en los debates y tuve la inquietud de la vocación pública, de cómo poder involucrarme, ayudar y aportar todo lo que he aprendido.

Fui una de las bonaerenses que pudo estudiar lo que le gustaba, ahí empecé a trabajar ad honoren a fines del 2000 con Elisa Carrió.

 

 

Siempre veía a una mujer rubia que me gustaba mucho, que venía del radicalismo, y sin saberlo con una amiga de cursada, termine involucrándome sin saber que era la misma que aparecía en la tele. Desde ese momento tuve muchas responsabilidades partidarias y la posibilidad de crecer y formarme al lado de Elisa Carrió.

 

¿Cómo evaluas la gestión de la pandemia en la provincia de Buenos Aires?

 

La evalúo con gran precupación sobre tres ejes: educación, vacunación y economía.

Sobre la educación, la verdad que las medidas fueron muy erráticas y quienes más perjudicados fueron los niños, aún hoy aunque muchos regresaron a la presencialidad siguen sin tener el esquema de clases. Fue de la peores gestiones del gobernador Axel Kicillof, generacionalmente va a tener un impacto muy grande.

 

 

En la vacunación al inicio tuvimos los vacunatorios VIP y después seguimos sin respuesta para todos aquellos que no recibieron la segunda dosis. Fueron todos los debates ideologizados sobre el origen de las vacunas. Recién ahora estamos pudiendo vacunar a los menores con comorbilidades, para tener algo de normalidad.

La cuestión económica también es preocupante, desde Juntos por el Cambio sumamos ideas y acompañamos leyes, para intentar mitigar algo del impacto de la pandemia.

 

¿Qué opinas de la interna en Juntos?

 

Juntos por el Cambio convivió con diferentes miradas desde sus comienzos y nacimos de una PASO en 2015. Es un espacio que está acostumbrado al debate de cara a la sociedad, y con el cuidado al logro mayor que es la unidad.

Somos depositarios de la confianza que nos dan los ciudadanos para ponerle un freno al Gobierno actual. No hay que tenerle miedo al debate.

 

¿Cuál es tu hobbie?

 

Jugué al tenis mucho tiempo pero hace mucho no agarro una paleta. Ahora mi momento de soledad, que es tan necesario, lo tengo cuando ando en bicicleta y siento el viento en la cara.

 

¿Cuáles son los tres liderazgos políticos con los que sentís identificada?

 

Angela Merkel, me parece que es un liderazgo mundial que reúne todo lo que está bueno: es mujer, tiene buena comunicación, transparencia y confianza.

La Lilita (por Elisa Carrió) es alguien de quien aprendo todos los días y que nos forjó en carácter con mucha generosidad.

Y el tercero lo dejo vacante porque siempre hay un nuevo liderazgo por descubrir.

 

¿Por qué te deberían votar los vecinos de la Tercera sección electoral?

 

Creo que deberían votar a Juntos porque hemos trabajado profundamente en cosas que los vecinos de la Tercera conocen. Durante nuestro gobierno trabajamos fuerte contra el narcotráfico, en la seguridad, el trabajo y el empleo joven.

Somos un espacio político que demostró ser una oposición responsable estar a la altura en los momentos más difíciles.

 

¿Qué autocrítica haces a tu trayectoria?

 

Siempre uno tiene una mirada autocrítica que permite mejorar. Una de ellas es haber creído que las cosas eran más sencillas, que el camino para cambiar la realidad era más corto y después va quedando demostrado que las construcciones son sostenidas en el tiempo y que la paciencia y perseverancia son dos cosas muy importantes.

 

¿Cuál es tu lugar en el mundo?

 

Es donde esté mi familia. A partir de ahí, el lugar termina siendo anecdótico.

 

¿Cuál es tu sueño?

 

Poder ver en San Vicente ver un gobierno que nos dé mayor seguridad, fuentes de trabajo, un lugar donde los chicos pueden jugar en la calle y mejor acceso a la Justicia. Ver un San Vicente mejor.

 

Biografía de Maricel Etchecoin Moro

 

Nació en General Villegas pero creció en Florentino Ameghino, al noroeste de la Provincia de Buenos Aires. A los 18 años se fue a estudiar y trabajar a la Ciudad de Buenos Aires.

Tiene 41 años, es mamá de Bautista y vive junto a su hijo y pareja en la localidad bonaerense de San Vicente.

 

 

Es licenciada en Relaciones Internacionales (USAL), tiene un postitulo en Transparencia, Accountability, lucha contra la Corrupción y Asuntos Electorales en la Universidad de Chile y un Máster en Asuntos Electorales en la Universidad de Valencia.

 

Más info sobre Maricel Etchecoin Moro

 

Si queres conocer más a Maricel Etchecoin Moro podes ingresar a su perfil en Diputados Bonaerenses (o hacer clic acá) y escuchar el segmento de podcast de la Conexión Cívica, la plataforma de comunicación de la CC, titulado “La política que nos parió” por donde pasó la dirigente (enlace en este linlk).

Más Leídas

Destacadas