viernes, enero 21, 2022

Más intendentes endurecen las multas ante el brote de casos de COVID-19 en el interior

Luego de algunas diferencias entre el oficialismo y la oposición, se aprobó la normativa que envió el Ejecutivo municipal al Concejo Deliberante para sancionar a quienes no respeten las normas vigentes en el marco de la pandemia.

Categorías:

El Concejo Deliberante de la localidad bonaerense de Chivilcoy aprobó la propuesta que envió el Ejecutivo municipal, al mando de Guillermo Britos, para aplicar multas a los vecinos que no cumplan con el aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus (COVID-19).

En ese sentido, la propuesta fue aprobada después las diferencias que surgieron entre el oficialismo y la oposición y, según expresa la iniciativa, las multas rondarán desde los $4.600 hasta los $260.000.

- Publicidad -

De este modo, se aplicarán a quienes incumplan el uso de tapa boca, el distanciamiento social, el límite de horarios y los días habilitados para las actividades como la falta de aplicación de protocolos en sectores que así lo requieran.

Lo propio ocurrirá con quienes no respeten el aislamiento sanitario tras haber estado en contacto estrecho con un caso positivo e incluso serán sancionados aquellos que ingresen desde jurisdicciones con circulación comunitaria del virus, y no realicen el aislamiento preventivo por 14 días.

Para llevarlo a cabo, se estableció un sistema de módulos, debido a que el objetivo de la medida “no es recaudar dinero sino, evitar que se incumplan todas estas medidas que son las que han generado mayor cantidad de contagios”, según lo que expresó el alcalde.

Asimismo, la comuna bonaerense ratificó que la plata que se recaude se destinará al sistema de salud local y al Fondo COVID, a partir del cual se otorgan microcréditos para pequeñas empresas que están iniciando o continúan su actividad en medio de la pandemia.

- Publicidad -

Por último, Britos confirmó que también se penalizará a los vecinos por conformar reuniones sociales, las realizadas en salones privados tendrán 40 módulos de multa y en domicilios particulares 30 módulos para el propietario del domicilio, es decir $195.000.

Bajo este contexto de crisis sanitaria por la pandemia del nuevo virus y ante el relajamiento social y la falta de cumplimiento a las normas vigentes por el aumento de contagios, muchas provincias y ciudades aumentaron las sanciones con arrestos y fuertes multas en dinero.

Por caso, uno de los primero en aplicar esta iniciativa fue el alcalde de Balcarce, Esteban Reino, que dispuso multas entre $3000 y $248.000 a quienes organicen encuentros de personas no convivientes en los domicilios para controlar el evidente relajamiento en momentos donde el COVID-19 parece encaminarse al famoso "pico".

Además, con 80 casos activos, los operativos del fin de semana en el distrito de Azul apuntaron a la realización de fiestas y reuniones sociales no autorizadas, y el no uso de tapabocas, que dio como resultado el labrado de actas de infracción que representan multas por más de $2 millones.

Por su parte, el municipio de Mar del Plata, que tuvo que retroceder a fase 3 ya que atraviesa su peor momento desde el inicio de la pandemia en marzo, el intendente Guillermo Montenegro, sostuvo que "los concejales trabajan actualmente en aplicar sanciones más duras para quienes se reúnan y no usen el tapabocas".

El Concejo Deliberante de Coronel Pringles aprobó días atrás aplicar multas para quienes no usen el tapabocas en el distrito y, desde la localidad de Alem, el jefe comunal Carlos Ferraris, también le pidió a los ediles que den vía libre a una ordenanza para que el juzgado de faltas pueda sancionar a los anfitriones de reuniones sociales y a las personas que circulen por la vía pública sin barbijo.

El alcalde de Olavarría, Ezequiel Galli, quien rompió el aislamiento para ir hasta la Quinta de Olivos para visitar al ex presidente Mauricio Macri, dijo que en dos horas el fin de semana recibieron 26 denuncias de reuniones sociales, por lo que de constatarse la infracción, se labra un acta que se eleva al Juzgado de Faltas que interviene para fijar la multa.

Por último, a pesar de estar en Fase 5, en Bolívar las reuniones familiares no están permitidas, y habrá una modificación en el Decreto que sanciona a quienes las realicen con el pago de multas. El valor de las sanciones responderá al canon estipulado por el equivalente a 50 muestras que se realicen en el laboratorio molecular recientemente inaugurado en la localidad.

Más Leídas

Destacadas