martes, mayo 24, 2022

Más países europeos optan por el pase sanitario para frenar rebrotes de la variante Delta

Ante el gran avance de contagios, las naciones del viejo continente comenzaron a aplicar restricciones a quienes no están vacunados.

Categorías:

La expansión de la variante Delta de coronavirus y la pausa en las campañas de vacunación, hicieron que varios países de Europa decidieran optar por aplicar el uso de un certificado sanitario para ingresar en lugares públicos.

La Cámara baja de Francia aprobó en las últimas horas el proyecto que impone este pase, que desde el miércoles ya rige para entrar a cines, teatros, museos y eventos de más de 50 personas, como también a determinados eventos deportivos y ferias.

- Publicidad -

La iniciativa que impulsó el presidente Emmanuel Macron obtuvo 117 votos a favor, 86 en contra y 28 abstenciones. El objetivo es que, a partir de agosto, el certificado deba presentarse en el transporte público, hospitales, comercios y bares.

Además, la propuesta, que ahora pasará al Senado, obliga a vacunarse contra el Covid-19 al personal sanitario y a todos los profesionales que traten diariamente con personas vulnerables.

El documento, que los franceses pueden presentar mediante un código QR en un teléfono celular o impreso, informa si el poseedor completó la pauta de vacunación, si está inmunizado o si dio negativo en un test PCR reciente.

De no modificarse el texto original en su debate en el Senado, las personas tendrán que presentar el pase para visitar a una persona en un hospital o en un geriátrico, con excepción de que sea por una emergencia médica.

- Publicidad -

El primer país del continente en implementar este tipo de iniciativas fue Dinamarca con su "Coronapas", que desde el 28 de mayo está en vigencia y certifica un test negativo de menos de 72 horas, la inmunización o una recuperación reciente del coronavirus.

Los bares y restaurantes ya reciben a los clientes previa presentación de este pasaporte sanitario, al igual que bibliotecas, museos, partidos de fútbol, parques de diversiones y otros espacios públicos, sean abiertos o cerrados.

En el caso de Grecia, la certificación rige desde el 16 de este mes y solamente pueden acceder a hoteles y lugares de ocio las personas que demuestren que ya fueron inoculados o que superaron la enfermedad en los últimos seis meses.

 

 

Ante el crecimiento de casos, el Gobierno griego impuso la obligatoriedad de la vacuna para los trabajadores en residencias de mayores a partir del mes próximo y en centros de salud desde septiembre.

A la vez, el gobierno greco elabora un plan para que la iniciativa logre abarcar a los docentes y trabajadores educativos una vez que regresen las clases presenciales luego del receso del verano boreal.

Una de las naciones más castigadas por la transmisión comunitaria de la variante Delta es Portugal, donde las zonas con mayor cantidad de contagios mantienen un toque de queda entre las 23 horas y las 5 de la mañana.

 

 

A la par de esta medida y otras, como límites de aforo a eventos sociales y el fin de espectáculos a las 22:30, los bares y restaurantes deben exigir a sus comensales la presentación de un pase sanitario o test negativo para los lugares cerrados.

Lo mismo va a implementarse en Irlanda a partir del próximo lunes, donde se exigirá un certificado a los que deseen ingresar en pubs, bares y restaurantes que tengan mesas bajo techo.

En la misma línea, el Gobierno italiano indicó que emitirá un decreto en el que se obligará a mostrar un “pase verde” de vacunación en restaurantes, cines, teatros y otros espacios cerrados a partir del 5 de agosto.

 

 

Con el objetivo de que más ciudadanos se vacunen, habrá que presentar el documento de vacunación en congresos, ferias, parques de atracciones y salas de juego, mientras que las discotecas permanecerán cerradas.

Otro Gobierno europeo que adelantó sus planes para introducir este tipo de credenciales es el de Reino Unido, en principio solamente para discotecas en Inglaterra y a partir de finales de septiembre.

Al ritmo que van los contagios por la variante Delta, se espera que las hospitalizaciones diarias en el Reino Unido alcancen a fines del próximo mes entre 1000 y 2000, mientras que las muertes diarias podrían oscilar entre 100 y 200.

 

 

Respecto a Bélgica, este pasaporte de vacunación será válido a partir del 13 de agosto para acceder a eventos de 1.500 personas o más que se lleven a cabo en el exterior en tanto que, desde el 1 de septiembre, se extenderá a actividades en espacios cerrados.

Por último, en Croacia, se decidió limitar las reuniones en espacios cerrados a 15 personas, a 50 en espacios públicos y a mil si los asistentes fueron inoculados, luego que se registrara una subida del 35% en los contagios en una semana.

 

 

Más Leídas

Destacadas