miércoles, julio 6, 2022

“Mirá cómo tengo la pierna”: la frase que le dijo Maradona a una enfermera antes de morir

Una de las trabajadoras que atendió al astro del fútbol contó ante los fiscales cómo estaba de salud el exjugador ni bien inició su internación domiliciaria.

Categorías:

Una de las enfermeras que asistió a Diego Maradona durante su internación domiciliaria declaró ante los fiscales que investigan la muerte del astro de fútbol que él le mostró sus edemas y le dijo "mirá cómo tengo la pierna".

La trabajadora, que se presentó ante la Justicia en calidad de testigo en la causa judicial, trabajó una sola noche en la casa de Tigre donde el exjugador de fútbol pasó sus últimos días, antes de morir el 25 de noviembre pasado.

- Publicidad -

En su declaración en la causa por homicidio con dolo eventual, la enfermera Tamara Mansilla (38) agregó que solo trabajó una noche porque Maradona era un paciente que "rechazaba la atención" y que sus tareas ocurrieron durante el segundo día de estancia del “10” en su internación domiciliaria.

En ese sentido, la mujer, que actualmente trabaja como enfermera en el Hospital Militar y en un hogar del Gobierno porteño, describió a los fiscales Cosme Iribarren, Patricio Ferrari y Laura Capra las condiciones en las que se encontraba Maradona.

Según la enfermera, cuando llegó a trabajar aquella vez, el por entonces DT de Gimnasia estaba acompañado por su hija Gianinna, su nieto y su sobrino y que le pidieron "que guarde la intimidad del paciente" y la hicieron "pasar afuera de la habitación".

Después, Mansilla explicó que no le suministró medicación a Maradona porque en su horario de trabajo no estaba indicado pero que sí lo ayudó a "acostarse en su dormitorio" y que en esas circunstancias notó que "Diego tenía el pie hinchado".

- Publicidad -

"Él mismo se daba cuenta de eso porque también me lo mostró en el momento en que se acostó, me dijo exactamente 'mira cómo tengo la pierna'. Estaba visiblemente hinchada", recordó la testigo.

Mansilla detalló que asentó el hecho en una planilla y avisó sobre la hinchazón a la enfermera que la relevó, Dahiana Gisela Madrid, que es una de los siete imputados de la causa por homicidio con dolo eventual por la muerte del "10".

A la par, la enfermera relató que también avisó en el grupo de WhatsApp llamado "Tigre" donde se reportaban las novedades de la salud de Maradona y que se lo anunció a Mariano Perroni, el coordinador de enfermería y otro de los imputados.

 

 

"Mariano me respondió que lo iba a informar pero desconozco qué pasó después, porque luego de ese día no volví a tener relación laboral con la empresa", señaló Mansilla.

Por otra parte, cuando los fiscales le preguntaron a la enfermera si sabía de quién había sido la decisión de que ella no volviera y la razón, respondió que "no” y que le “avisó Mariano (Perroni), nunca explicaron el por qué, pero yo estaba de acuerdo".

"Yo no quería volver porque era una persona que rechazaba la atención, no dejaba que lo acompañe al baño, tampoco quería que lo agarre", narró Mansilla, quien agregó que Maradona le decía: "No me toques que me fastidio".

 

Leopoldo Luque, uno de los imputados por homicidio tras la muerte de Maradona.

En esa línea, la enfermera afirmó que no tuvo “la oportunidad de brindarle la atención profesional adecuada” y que no estuvo “cómoda en la función” que desempeñó aquella noche.

“Tampoco me parecía bien quedarme en la cocina mientras el paciente estaba en la habitación, pero él no me permitió que me quede ahí dentro (de la pieza) con él", añadió la trabajadora de salud.

En cuanto a la relación con otros imputados, la testigo reconoció que intercambió algunos mensajes con la psiquiatra Agustina Cosachov, una de las principales acusadas.

 

 

Según Mansilla, Diego Maradona pedía lo que llamaba "la pastilla de las 12", pero que como había cambiado el esquema de medicación no le tocaba ninguna en ese horario, así que recurrió a la psiquiátra.

"(Cosachov) no me habló muy cariñosamente, me dijo que hoy cualquiera se consideraba médica a lo que le conteste que no era médica, sino que era enfermera y por lo tanto sigo las indicaciones de su médica y ella me respondió 'bueno, está bien", afirmó la testigo.

Por su parte, otro enfermero que declaró ayer en la fiscalía fue Aldo Nelson Arnez Zenteno (57), de nacionalidad boliviana, quien cuidó a Maradona durante cuatro guardias los fines de semana y un feriado.

 

 

Cuando los fiscales le preguntaron a Zenteno si lo vio hinchado al astro del fútbol, respondió que por lo general lo vio "bien", aunque el 23 y 24 de noviembre, le notó "un poco hinchado en las piernas" y recordó que esos días "él no quería comer".

Cabe destacar que las rondas de testimoniales continúan hoy en la fiscalía general de San Isidro con la declaración de Nelsa Marlin Pérez, quien nunca tuvo contacto con Maradona pero era la jefa de enfermería de la empresa "Medidom", que brindó el servicio de cuidados al “10”.

Además declarará el kinesiólogo Nicolás Esteban Taffarel, quien unos días antes del fallecimiento de Maradona advirtió al imputado y médico de cabecera, Leopoldo Luque, que el exjugador estaba "hinchado", uno de los signos del edema pulmonar que le causó la muerte.

Más Leídas

Destacadas