sábado 19 de septiembre de 2020 - Edición Nº1047
Diputados Bonaerenses » Municipios » 25 may 2020

Combate al coronavirus

La otra pandemia: la demanda en comedores de la Región Capital sigue creciendo

En La Plata, Berisso y Ensenada hay pocos casos de Covid-19 pero la cuarentena golpea, y mucho, a los más vulnerables. Se duplicó la asistencia a comedores.


El foco del control epidemiológico en torno a la crisis del Coronavirus cambió desde hace unas semanas y el peligro mayor está rodeando a los barrios populares de la provincia. En este sentido, los 1800 asentamientos que hay en el territorio entraron en la prioridad de las autoridades.

El problema, además de sanitario, es estructural, de hábitat, de trabajo y de alimentación y es allí, donde a veces no alcanza el Estado, que llegan las organizaciones sociales o religiosas para asistir a los vecinos de las zonas más pobres.

Así, en la Región Capital que incluye a La Plata, Berisso y Ensenada, entre otros distritos, este trabajo social está muy presente hace años por diferentes actores que se involucran y apuestan a paliar, al menos por un rato, las necesidades de chicos y grandes.

No podemos dejar a los chicos sin la asistencia alimentaria, por eso como no pueden venir, decidimos seguir dando la mercadería pero nos dimos cuenta que entregarla de esa manera en lugar de la comida elaborada es más complejo y se sumó mucha gente que no participaba del comedor antes”, dijo a Diputados Bonaerenses, Marcelo Ballesteros desde Pantalón Cortito de La Plata.

 

 

El virus que afectó al mundo entero, en los barrios marginales de la Provincia solo llegó para exacerbar lo que ya estaba ahí rondando: hambre, proliferación del empleo informal y, muchas veces, la falta de servicios esenciales como el agua o las cloacas.

El complejo escenario lo reconoció el propio ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, quien sostuvo que “en el marco de la pandemia, es claro que está aumentando la pobreza por el incremento de los precios de los alimentos y porque muchas familias han pasado a no tener ingresos o se les redujeron”.

En Ensenada hubo un aumento de hasta el doble de la gente que estaba viniendo en las últimas semanas, estuvimos trabajando en una barrio de Punta Lara donde acercamos viandas con la comida elaborada y en algunos clubes organizamos ollas populares para la gente de la zona”, señaló  por su parte Cristian Medina desde Barrios de Pie a este portal.

En tanto, desde el Gobierno la bajada de línea hacia los municipios fue la conformación de comités de crisis donde los diferentes sectores políticos, eclesiásticos y sociales pudieran llegar a soluciones y controles más efectivos para que la situación no se escape entre las manos.

 

 

Así, los tres municipios conformaron los propios, algunos comenzaron antes como en Ensenada y Berisso y la semana pasada fue el debut del platense donde confluyeron concejales, párrocos y activistas comunitarias territoriales. Además, este fin de semana en la Plata se desarrollaron comités de crisis barriales en las delegaciones de Ringuelet, Tolosa, City Bell, Lisandro Olmos, Abasto y Arturo Seguí.

Estamos trabajando mucho en siete comedores y una copa de leche, acordamos con la importancia del aislamiento y notamos que hay mucha solidaridad de la población, a veces hay ayuda de la Municipalidad pero lo cierto es que la demanda creció muchísimo”, dijo José Carballo de la Corriente Clasista y Combativa de Berisso a Diputados Bonaerenses.

Leche, carne, papas y artículos de higiene son los más necesario por parte de los actores del territorio para poder desarrollar las ayudas en los barrios, sobre todo donde los problemas de salud también pueden multiplicarse con la llegada del invierno y la proliferación de las afecciones respiratorias.

También tenemos que coordinar con las personas responsables de Salud, por eso formamos promotores de salud para ayudar y estamos con el programa de los roperos comunitarios porque los vecinos también necesitan ropa para esta época de frío”, explicó Carballo.

 

 

Los casos de Covid-19 en estos distritos son muy disimiles entre sí a pesar de que la circulación entre los tres es constante ya que muchas personas viven en uno pero se trasladan hacia otro para trabajar, asistir a sus familiares o hacer las compras.

Hasta el momento, en La Plata se registraron 99 casos (más de la mitad con alta médica) y 5 personas fallecidas; en Berisso hay 9 confirmados (con tres de alta), mientras que en Ensenada los 5 casos positivos hallados ya se recuperaron.

Esto va a tener consecuencias duras porque la gente que sumó ahora no va a dejar de venir cuando termine el aislamiento y ahí nos va a explotar la situación. El Municipio está ausente en esta área, hubo entrega de alimentos pero se repartió con un criterio errado y con intervención de las fuerzas de seguridad que no era necesario”, manifestó Ballesteros.

Sin embargo, la cuarentena social, preventiva y obligatoria continúa estricta en el AMBA y para los sectores que dependen de los trabajos informales como las changas o la venta callejera el problema se eleva con el paso de los días.

En tanto, las salidas transitorias a la crisis que organizan los vecinos tienen lugar todos los días en los barrios de la Región donde vecinos de a pie se reúnen, barbijo de por medio, para armar ollas populares o meriendas para que los chicos del barrio no se queden sin nada en la panza.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS