jueves 13 de agosto de 2020 - Edición Nº1010
Diputados Bonaerenses » Provincia » 3 jun 2020

Aniversario del Ni Una Menos

Con nombres propios: las historias de los 27 femicidios en provincia durante la cuarentena

Según el Observatorio de Femicidios en Argentina "Adriana Marisel Zambrano", que depende de La Casa del Encuentro, el territorio bonaerense es el más golpeado.


Según el Observatorio de Femicidios en Argentina “Adriana Marisel Zambrano”, que depende de La Casa del Encuentro, durante el aislamiento social preventivo y obligatorio, en el país hubo al menos 57 femicidios.

El informe, que abarca del 20 de marzo al 28 de mayo, muestra que 77 hijos quedaron sin madre como consecuencia de la violencia de género en cuarentena y que de los 57 casos registrados, 27 ocurrieron en la Provincia de Buenos Aires.

A cinco años del primer grito del Ni Una Menos, que se recuerda este miércoles, Diputados Bonaerenses relevó las historias detrás de cada una de las mujeres asesinadas durante el aislamiento obligatorio.

 

LOS 27 FEMICIDIOS:



Susana Melo (57): el 21 de marzo, su cuerpo fue encontrado a la altura del kilómetro 7 de la ruta 252, en Ingeniero White. La autopsia reveló que presentaba un disparo de arma de fuego en la nuca. Por el femicidio, detuvieron a su ex pareja Raúl Gregorio Costa

Claudia Repetto: si bien estaba desaparecida desde el 1° de marzo en Mar del Plata, su cuerpo fue encontrado el 28 de ese mes enterrado en unos acantilados camino a Miramar, luego de que su ex pareja, Ricardo Rodríguez, fuera detenido e indicara dónde la había enterrado.

Cristina (40) y Ada (7) Iglesias: desaparecieron el 25 de marzo y fueron halladas el 28 de ese mes, enterradas en el patio de su casa en Monte Chingolo. Abel Romero, pareja de Cristina, primero dijo que los habían asaltado y que lo amenazaron de muerte para que limpie la escena, pero a los dos días confesó el doble femicidio.

María Florencia Santa Cruz (30): fue hallada el 30 de marzo por un móvil policial que recorría las calles de Tigre, colgada del cuello. La autopsia reveló que fue violada y luego estrangulada manualmente, antes de ser ahorcada con la campera que tenía atada al cuello. Por el femicidio, detuvieron a Santiago Hernández, la última persona con la que estuvo Florencia según las cámaras de seguridad del municipio.

Romina Videla (37): su pareja, Héctor Carrizo, la prendió fuego en la casa que compartían en Melchor Romero y fue internada con el 80% del cuerpo quemado. Falleció a los pocos días en el Instituto del Quemado.

Estela Fiorentín (40): fue encontrada en la cama de su casa en ayacucho, con un tiro en la cabeza y una almohada sobre la cara. Fue asesinada con un arma calibre 22 por su pareja, José Urtizbiría, quien luego se suicidó.

María Esperanza Chusco (50): la asesinaron a cuchillazos en Escobar, en frente de su hija de 7 años. La mujer fue atacada por su marido, Gerónimo Cruz, quien fue encontrado en la habitación aledaña con una herida autoinfligida en el estómago, que le provocó la muerte.

Soledad Carioli (23): ingresó a un hospital de Chivilcoy con un problema respiratorio y un cuadro febril y falleció al día siguiente. Creyeron que podría tener coronavirus, pero la autopsia reveló que presentaba traumatismos en mandíbula, costillas y una contusión en la cabeza.

Camila Aldana Tarocco (26): estuvo desaparecida desde el 4 de abril y fue encontrada el 15 de ese mes enterrada en un descampado de La Reja, partido de Moreno. Por el femicidio fue acusado su ex pareja, quien le confesó a la familia que la había matado. Tenían dos hijos juntos.

Olga Verón (37): su pareja Victor Cáceres, llamó a la ambulancia aludiendo que su mujer había tenido un accidente doméstico en Cuartel V. La autopsia determinó que había sido estrangulada y su marido fue detenido.

María Solange Diniz Rabela (22): era una joven de la comunidad guaraní Taruma Poty, en San Vicente, que fue encontrada asesinada luego de unos procedimientos policiales realizados en la aldea. Fue incinerada y enterrada y por el femicidio detuvieron a su concubino y cacique de la comunidad, Marcelo Núñez.

Paola Pereyra (36): fue asesinada de un escopetazo en el rostro en la puerta de su casa en Florencio Varela. El autor del crimen fue su ex esposo, Ernesto González, con quien la víctima tenía dos hijos.

Liliana Torasini (66): su hijo, Alejandro Frerro, quien padece esquizofrenia la atacó a mazazos en el marco de una discusión familiar  en la localidad de Villa Adelina.

Sandra Edith Benítez (52): fue asesinada a puñaladas luego de una discusión en Campana por su esposo, Gustavo Di Matteo, que mientras escapaba chocó con su auto y falleció al día siguiente.

Patricia Frete (Pilar): fue atacada a puñaladas en la localidad de Pilar por su ex marido, Miguel Massolo. El hombre la degolló y también atacó a la hija de ella. Luego tuvo que ser trasladado al hospital porque intentó suicidarse.

Norma Gallo (54): Su pareja, Osmar Machado, la atacó a golpes y a cuchilladas luego de una discusión en la localidad de Libertad, partido de Merlo. El acusado se encontraba en estado de ebriedad y fue detenido por la policías.

Rosa Estela García (Moreno): fue estrangulada por su pareja en la localidad de Trujui, partido de Moreno. El hombre, identificado como Raúl Matías De Marco, aseguró a la policía que su mujer se suicidó ingiriendo una sobredosis de la medicación que toma a diario.

Clara Carina Maciel (42): su pareja, José Antonio Fleitas, llamó al 911 para denunciar que su mujer había fallecido tras caerse de las escaleras en Florencio Varela. La víctima tenía una herida cortante en la cabeza y moretones en los brazos. La mujer lo había denunciado el 9 de febrero por haberla golpeado.

Ludovica López (50): fue asesinada a golpes y puñaladas en su casa de Villa Diamante, partido de Lanús. Por el femicidio detuvieron a un vecino de la víctima, que le confesó a su madre que la había matado.

María Esperanza Fernández (43 años): Roberto Romero, su pareja, está acusado de asesinarla a martillazos en la cabeza en su casa de San Pedro. El femicida estuvo una semana escondido entre los matorrales de la zona. Se investiga si la hija mayor de María, era abusada sexualmente por Romero.

Lorena Elizabeth Quilográn (37): su marido, Ramón Horacio Báez denunció que ella salió a caminar en Ascención, partido de General Arenales y nunca regresó. Apenas unos días después, confesó que la mató de un hachazo y señaló dónde estaba enterrada.

María Angélica Andrada (19): fue hallada muerta en un descampado de la localidad de José León Suárez. La autopsia reveló que fue ahorcada con un lazo. Su cuerpo estaba cubierto con una cortina de baño. Los vecinos dijeron haberla visto acompañada de un hombre del barrio apodado “El Pelado” o “El Rancho”.

Judith González (31): fue rociada con combustible y quemada por su pareja en Guernica. Falleció a los 20 días en el Hospital, pero el fiscal mantiene la hipótesis del agresor, que ella quiso suicidarse.

Brenda Rojas (19): fue asesinada en Pehuajó por su pareja, Boris Lulich, un perito de la Policía Científica de Trenque Lauquen, que se habría puesto celoso de su hermano. Los mató a los dos de un disparo en la cabeza y luego se suicidó.

María Teresa Mamani Condorí (40): fue golpeada y atropellada en Ostende. Por el femicidio detuvieron a su pareja, luego de que su camioneta fuera peritada y se encontraran restos del rompeviento de la víctima en uno de los guardabarros y sangre en una de las ruedas.

***

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS