jueves 13 de agosto de 2020 - Edición Nº1010
Diputados Bonaerenses » Legislatura » 13 jun 2020

Legislatura bonaerense

Pan, techo y trabajo: diputados proponen trabajar una nueva ley provincial de hábitat

Lo manifestó la presidenta de la comisión de Tierras y Organización territorial y referente del Movimiento Evita, Patricia Cubría, a Diputados Bonaerenses.


El acceso a la vivienda es, tal vez, uno de los puntos de trabajo que siguen pendientes con el paso de los años en la provincia y expone las desigualdades de forma directa entre lo que más tienen y los que no tienen nada, ni siquiera un techo para refugiarse en plena pandemia.

Si bien hay discrepancias, cifras oficiales y de ONG’s aseguran que faltan entre 400 y 500 mil casas en todo el territorio bonaerense, lo que implica que uno de cada tres vecinos tenga necesidades insatisfechas de hábitat. Un cuadro complejo que se arrastra desde hace años.

Así, desde la comisión de Tierras y Organización territorial de la Cámara de Diputados de la Provincia, la labor para este periodo estará centrado en ese punto y para ello deberán evaluarse muchos proyectos que apuntan a mejorar la calidad de vida y de vivienda de los bonaerenses.

 

 

En este sentido, dentro de la normativa bonaerense existe la Ley 14.449 de Acceso Justo al Hábitat, que fue sancionada el 29 de noviembre de 2012 y publicada en el Boletín Oficial en octubre de 2013 durante el segundo mandato del gobernador Daniel Scioli. Pasados siete años de ese hecho, la presidenta de la Comisión, la diputada del Frente de Todos Patricia Cubría, es momento de pensar en su actualización.

“La ley es un instrumento que fue importantísimo para los barrios populares, en aquel momento hicimos un cabildo abierto y coincidimos con universidades, arquitectos, militantes sociales, dirigentes que habían organizado cooperativas para llevar agua y cloacas a su barrio, pero ahora tenemos que actualizarla porque hay herramientas del siglo XXI, por ejemplo el Renabap se hizo con una App y el registro de la Provincia quedó antiguo pero el espíritu y la base de la ley es bueno y vamos a seguir trabajando para los que no tienen donde vivir y siguen esperando respuestas”, expresó Cubría en diálogo con Diputados Bonaerenses.

Entre los objetivos de esa ley, que fuera presentada por el diputado mandato cumplido Alberto España, se encuentran facilitar la regularización urbano dominial de barrios informales y generar nuevos recursos a través de instrumentos que permitan reducir las expectativas especulativas de valorización del suelo, entre otros.

 

 

“A mí me encanta ser diputada porque desde acá hemos podido resolver los problemas de muchas familias que, además de vivir indignamente, sufren el miedo al desalojo; cientos de fábricas que fueron recuperadas pudieron seguir funcionando gracias a las herramientas de la comisión de Tierras, trabajamos permanentemente organizados y tratando de llevar estas herramientas para nuestro pueblo”, señaló.

Cubría, dirigente del Movimiento Evita ocupa el cargo de diputada por tercer mandato consecutivo; fue electa por primera vez en 2011, renovó en 2015 y volvió a retener la banca en 2019. Desde aquella primera experiencia participa de esta comisión, una de las más antiguas de la Cámara baja bonaerense.

Esta vez, estará acompañada por los legisladores de su bloque María Laura Ramírez, Roxana López y Julio Pereyra; y por Juntos por el Cambio participan Daniel Lipovetzky, Catalina Buitrago y Valentín Miranda.

 

 

La legisladora trabaja en relación constante con los trabajadores informales, incluso entre varias organizaciones y con su compañero Emilio Pérsico, que hoy es secretario de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, dieron forma a fines del año pasado a la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, para contener a todos aquellos que realizan actividades laborales no registradas.

“Esta crisis puso de manifiesto las desigualdades y lo que nosotros decimos desde hace años, el mismo Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) demostró la dimensión de lo que hablamos, no decíamos ‘son 7 millones’ de la nada, estamos permanentemente en esa realidad y lo vemos. Nuestro pueblo se organiza para sobrevivir y nos dan la lección de que están por delante de las herramientas del Estado y por eso hay que mejorarlas”, manifestó.

 

 

 

“Esto es posible por tener un proyecto político que trabaja para el bien común, sería imposible en otro tipo de proyecto y eso se discute ahora en el mundo, basta ver los casos de Brasil y Estados Unidos. Es importante el rol de Estado pero en sí mismo no alcanza, hay que ser creativos y confiar en las herramientas que genera el pueblo como las sociedades de fomento, los clubes de barrio, muchos que se auto convocaron para armar ollas populares; tenemos que trabajar a su imagen y semejanza y los políticos y empresarios aprender de ellos porque hoy, más que nunca, el pueblo salva al pueblo”, aseguró.

En el mismo sentido, desde Desarrollo Social nacional, lanzaron el Renatep, un registro para reconocer, formalizar y garantizar los derechos de los trabajadores de la economía popular para que accedan a herramientas que les permitan potenciar su trabajo. En este plano, es un reclamo que hace años venían manifestando las organizaciones sociales ya que así se podrá hacer una especie de censo de los que trabajan en la informalidad.

 

 

“El registro de los trabajadores de la economía popular es algo por lo que venimos luchando desde hace años, era el espíritu de la ley de emergencia social poder tener un registro que nos permita saber fehacientemente la cantidad de trabajadores y cuáles son los saberes que tenemos para poder planificar políticas de Estado para que esto arranque y se multiplique. Vamos a trabajar mucho para que nadie quede afuera, está pensada como una herramienta sindical muy importante para los trabajadores de la Argentina”, concluyó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS