jueves 13 de agosto de 2020 - Edición Nº1010
Diputados Bonaerenses » Nación » 22 jun 2020

Espionaje ilegal

Pablo Moyano tras conocer las pruebas del espionaje: “Quiero ver a Macri con casco y chaleco”

El camionero estuvo cinco horas con el juez federal Federico Villena tomando vista de la causa por los presuntos seguimientos durante el gobierno de Cambiemos.


El secretario general adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, pasó cinco horas en los tribunales de Lomas de Zamora tomando vista de la causa y estudiando las pruebas que le exhibió el juez Federico Villena en el marco de la causa por supuestas maniobras de espionaje ilegal durante los gobiernos de Cambiemos.

"Tenía una obsesión con los opositores. Macri se dedicó a perseguir y a inventar causas a los que nos oponíamos a sus políticas económicas”, sostuvo el gremialista y añadió: “Un bochorno asqueroso, repugnante lo que hizo el gobierno del ex presidente espía Macri”.

 

 

En esa línea, Moyano luego de examinar las fotos, los documentos, los videos y escuchar los audios que darían cuenta del seguimiento en su contra, junto con su abogado Daniel Llermanos decidieron presentarse como querellantes en el expediente que se tramita en Lomas.

"Yo quiero ver a Macri con el casco y el chaleco entrando acá. Ojalá que lo traigan de los pelos, no solo por las escuchas ilegales; lo tiene que traer la Justicia por el terrible endeudamiento a la Argentina y el hambre del pueblo", disparó.

El camionero sostuvo que “quedó claro como presionaban a los barras para acusar a Hugo y Pablo Moyano”. “Todo porque nos habíamos opuesto a la reforma laboral. Quedó claro hoy que lo de la causa de Independiente fue bochornoso", explicó cuando se retiraba de los tribunales de Lomas de Zamora.

 

 

Pablo había sido convocado junto con su padre, Hugo Moyano, quien finalmente no asistió a la audiencia como medida preventiva frente al avance del coronavirus.

En concreto, Moyano afirmó que se operó sobre los barras bravas de Club Atlético Independiente que estaban presos en la cárcel de Melchor Romero "para que declararan en contra nuestra", porque el ex presidente quería que fueran presos.

Era en una causa por asociación ilícita donde el fiscal Sebastián Scalera intentaba detener a Pablo Moyano y tendía una sombra sobre Hugo, pero el entonces juez Luis Carzoglio se negó a hacer lugar al pedido de detención.

Su denuncia contra otros hombres de la AFI –Sebastián De Stéfano y Fernando Di Pasquale-, que lo fueron a ver con una orden de arresto redactada, le costó que le iniciaran un proceso de enjuiciamiento. “En el caso de Melchor Romero, lo viví. Alan Ruiz (otro espía clave en el expediente de espionaje) me hizo escuchar una conversación privada con mi cliente”, el abogado y ex agente de la AFI, Facundo Melo ante la Bicameral de Inteligencia del Congreso.

 

 

El supuesto direccionamiento de los dichos de los barras de Independiente ya había sido denunciado ante la justicia federal Melo, quien sostuvo que sus superiores en el organismo de inteligencia lo instaban a que hiciera que su entonces defendido, el barrabrava Damian Lagarone, declarara en contra de los líderes del sindicato de Camioneros.

Tanto Melo como quien era su superior, Alan Ruiz, se encuentran hoy investigados en la causa que lleva adelante el juez Villena en Lomas de Zamora donde se detectó, además, que durante el gobierno de Macri el Servicio Penitenciario Federal adquirió micrófonos y cámaras que se habrían utilizado para espiar dentro de las cárceles.

Por su parte, el abogado Llermanos indicó que "hasta el momento, la investigación llega hasta Alan Ruiz" pero consideró que todo el espionaje "fue un plan ideado desde el poder ejecutivo". "Hay declaraciones del ex presidente Macri en una reunión en Chapalamal en la que dijo hay que meter preso a Moyano, se estaban fabricando pruebas", subrayó el letrado.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS